23 de marzo de 2020
23.03.2020
Levante-emv

El servicio telefónico para personas vulnerables de Ontinyent atiende 31 llamadas en su primer fin de semana

El consistorio afirma que el 88 % de las personas que viven solas están viviendo "con normalidad" el confinamiento, siendo atendidos por familiares o vecinos

23.03.2020 | 17:10
Autoridades de Ontinyent durante una de las reuniones realizadas en los últimos días

El Ayuntamiento de Ontinyent ha recibido durante el fin de semana, el primero desde que puso en marcha el servicio telefónico para atender a las personas mayores y con movilidad reducida confinadas por el coronavirus, un total de 31 peticiones de atención psicológica y de compra de alimentos y de medicamentos, según ha informado. A través de este servicio, además de atención psicológica para la población en general, el ayuntamiento facilita la compra de alimentos o medicamentos a las personas mayores o con movilidad reducida. Igualmente también se ofrece la posibilidad de hacer traslados en los centros de salud si así fuera necesario.

Un equipo de seis psicólogos municipales recibe las llamadas que van llegando a través del servicio, que se presta en el número 96 291 80 10 todos los días, de 9 a 14 horas y de 16 a 20 horas. En caso de requerir atención psicológica, los mismos profesionales se encargan directamente, mientras que si el requerimiento es por compra alimentos o medicamentos o se trata de un traslado en un centro de salud, la petición se centraliza en Servicios Sociales y las regidoras Natalia Enguix, Sayo Gandia y Paula Soler. El dispositivo, además, cuenta con el apoyo de Protección Civil, Policía Local y Cruz Roja, según han explicado desde el ayuntamiento.

Ningún traslado al centro de salud

En este sentido, el Alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez, ha informado que durante los días 18 y 19 de marzo, el ayuntamiento se posó en contacto con un total de 542 personas mayores de 65 años que viven solas en Ontinyent; el 88% de ellas telefoneadas manifestó que estaba viviendo bien el confinamiento y ninguna necesitaba que se le hiciera la compra o ser trasladada al centro de salud. Las personas que manifestaban cierto decaimiento o estaban preocupadas por la situación recibirán, en principio, atención psicológica telefónica.

El resultado de este sondeo revela que la mayoría de las personas que viven solas en la ciudad se encuentran atendidas por su círculo familiar o de amistad, un dato que para el alcalde de Ontinyent constata que la ciudad tiene "una red familiar y de vecindario muy potente que aparece en momentos como estos de tanta dificultad", según Jorge Rodríguez, quien ha declarado que este tipo de llamadas a la gente que vive sola en Ontinyent se seguirán realizando mientras dure el estado de alarma. "Vamos a estar muy pendientes de nuestra gente y, sobre todo, de la más vulnerable porque no podemos permitir que nadie se quede al camino", ha señalado el alcalde de Ontinyent.

Además, desde el Ayuntamiento de Ontinyent se ha informado que se mantendrá el servicio de comida a casa para los 144 menores de familias vulnerables. A pesar de que la Consellería de Educación ha remitido un abono a los menores escolarizados con beca de comedor, el ayuntamiento cree conveniente no interrumpir el servicio municipal a causa de la situación de excepción que viven las familias de estos menores: "Es la mejor manera de garantizar que los niños y niñas comen cada día", ha expuesto el regidor de Educación, Óscar Borrell. El edil ha informado de que durante el tiempo que los centros escolares están cerrados, se está aprovechando para hacer una limpieza intensiva de todas las instalaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook