17 de abril de 2020
17.04.2020
Levante-emv

Bares y terrazas de Ontinyent no pagarán tasa de ocupación de vía pública hasta abril de 2021

La medida contempla también el retorno del dinero a quienes habían pagado ya la tasa de este año

17.04.2020 | 18:45
El alcalde, Jorge Rodríguez, con el edil Úbeda y el presidente de los hosteleros en una imagen de archivo

Los bares y terrazas de Ontinyent no pagarán tasa de ocupación de vía pública hasta abril de 2021. El pleno del ayuntamiento ratificaba el pasado miércoles el decreto del alcalde, Jorge Rodríguez, por el cual se modificaba el calendario fiscal para 2020, una de las medidas planteadas desde el gobierno ontinyentí en el marco del plan Tornem Junts para ayudar a empresas y particulares a paliar los efectos de la crisis de la covid-19.

La regidora de Hisenda, Natàlia Enguix, explicaba que la suspensión de cobro de la tasa por ocupación del dominio público con mesas y sillas tiene efecto desde el pasado 13 de marzo de 2020 y hasta el 31 de marzo de 2021, yendo aparejada a la devolución del dinero a aquellos que ya la habían pagado, y se apareja también a la prórroga de la autorización de las terrazas en la vía pública. En total, la suspensión de esta tasa supone una disminución de ingresos de 52.000 euros para el ayuntamiento, una acción que Enguix explicaba que «se puede llevar a cabo, como todas las otras previstas, gracias a la buena salud financiera del ayuntamiento y la importante rebaja de la deuda que hemos acumulado. Haber conseguido tener un ayuntamiento solvente nos está resultado de gran importancia a la hora de afrontar esta crisis», manifestaba.

El regidor de Promoció Econòmica, Pablo Úbeda, remarcaba que «bares, restaurantes y cafeterías son de los sectores más afectados por la crisis, y desde el ayuntamiento queremos estar tanto junto a la hostelería como del comercio y los servicios de la ciudad con medidas como esta o como la campaña para incentivar el consumo a la que destinaremos 500.000 euros, entre otros acciones del plan Tornem Junts para reactivar la economía», manifestaba. Natàlia Enguix también recordaba que, al igual de la tasa de ocupación de vía pública, en el pleno se ratificaba igualmente la suspensión del cobro de la prestación patrimonial de carácter público no tributario por estacionamiento de vehículos en vías municipales y zonas determinadas, la conocida como «zona azul», mientras dure el Estado de Alarma.

Otras modificaciones en el calendario fiscal
La regidora de Hisenda recordaba igualmente otras modificaciones incluidas en el calendario fiscal aprobadas por el ejecutivo de Jorge Rodríguez. Así, el pago voluntario del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) se ha ampliado en dos meses, pasando a ser desde el 1 de marzo al 1 de julio, mientras que el cobro de los recibos domiciliados será el 1 de junio. En el caso del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), el inicio del periodo de pago voluntario se aplaza en dos meses, pasando a ser desde el 1 de junio hasta el 1 de agosto, siente en este caso el pago de los recibos domiciliados el 1 de julio. Además, el ayuntamiento da la posibilidad tanto de aplazar como de fraccionar el pago de impuestos como el de bienes inmuebles, el impuesto de vehículos de tracción mecánica, así como los pagos de los vados y la basura, que se encuentran en periodo voluntario de pago.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook