La tradicional carrera popular para personas con diversidad funcional que cada año celebra la asociación Aspromovise y el Centre Ocupacional La Costera, que llena las calles de Xàtiva de atletas de todas las capacidades, no se celebrará este año a causa de la pandemia de la covid-19. El coronavirus ha obligado a cancelar la actividad física prevista para el próximo 7 de mayo, pero Aspromivise ya ha anunciado una celebración virtual para «mantener viva la carrera de 2020 y que impulsará la de 2021».

La Albereda de Xàtiva no vivirá uno de los eventos deportivos «más importantes del año», manifiestan desde Aspromivise, que indican que «desgraciadamente la situación que se vive como consecuencia de la covid-19 hace que este año las calles del casco antiguo de Xàtiva no sean testimonio del paso de un gran grupo de deportistas que muestran imágenes llenas de color y estas mismas calles no escucharán personas que solo pretenden vivir un día de protagonismo». «Las risas, los ánimos, los cantos, los abrazos, las miradas... se toman un año de descanso para volver con más fuerza en la próxima edición», anuncian.

La 13ª edición de esta carrera popular se aplaza un año, pero Aspromivise «sí que estará en las calles de manera virtual. Una serie de publicaciones, un grupo de personas dando respaldo y unas imágenes inéditas harán que la carrera popular de 2020 esté presente», han explicado en un comunicado. Aspromivise afirma que «adaptarse» es un verbo muy presente en la entidad, por su condición, y que la XIII Carrera Popular que tenía como lema «No arribem tard a marcar la diferència. Amb l’esport fem justícia climàtica», se adaptará a la situación del coronavirus y llenará las calles de manera virtual, con la campaña «La carrera tornarà, jo vull córrer amb Aspromivise».

La actividad deportiva, tras doce años de celebraciones, ha llenado las calles de Xàtiva con un colectivo que alza la voz con un grito de visibilidad. En estos años, Aspromivise y el evento han implicado a muchos colectivos y entidades, así como a los centros educativos de la ciudad. Alumnos de infantil y primaria, de secundaria y bachillerato, módulos profesionales y universitarios participan y colaboran con la carrera, como voluntarios.

Una carrera popular que ya es una fiesta de Xàtiva en la que el colectivo de personas con diversidad funcional reivindica los derechos que le corresponden y una visibilidad «que durante muchos año ha estado escondida». Un colectivo que demuestra que la diferencia «es necesaria para seguir avanzando como sociedad».