11 de mayo de 2020
11.05.2020
Levante-emv

Jorge Rodríguez reclama a las administraciones que compren los equipos contra la covid-19 «en casa y no en el extranjero»

El alcalde de Ontinyent recuerda que «comprar una mascarilla fuera sale más caro si añadimos subsidios y ayudas a quienes tienen que cerrar»

11.05.2020 | 11:47
El alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez

El alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez, ha hecho un llamamiento al Gobierno de España y la Generalitat Valenciana a «hacer una apuesta firme por comprar a los productores nacionales el material a utilizar en la lucha contra la covid-19, y no a los extranjeros».

El primer edil ontinyentí, que presentaba esta semana junto a la patronal textil ATEVAL un plan de impulso a la adaptación de las empresas locales a la nueva realidad dotado con 300.000 euros, explicaba que «sería deseable que las administraciones superiores apoyaran a nuestras empresas con medidas como esta a mayor escala, pero en cualquier caso lo que no se puede dudar es a quien comprar en un contexto como este: tal vez comprar una mascarilla en otras latitudes nos cuesta más barata, pero nos sale mucho más caro de lo que pensamos si a ese precio le añadimos los subsidios y las ayudas que pagan las empresas que tienen que cerrar y los impuestos y la actividad que ya no generan», manifestaba.

Rodríguez recordaba que para abastecer a la población, el Ayuntamiento de Ontinyent se ha decantado por mascarillas reutilizables elaboradas en el propio municipio. Se repartirán 40.000 de ellas durante los próximos días, coincidiendo con el paso a la fase 1 del área de salud Xàtiva-Ontinyent. «El dinero de los ontinyentins sirve así para mantener puestos de trabajo y actividad económica en Ontinyent, algo que el resto de administraciones deberían transpolar a mayor escala», añadía.

Según cifras hechas públicas por el presidente de ATEVAL-CV, Càndid Penalba, en las últimas dos semanas las empresas asociadas a la entidad (donde Ontinyent es la localidad con mayor presencia) «han sacado de los ERTEs a más de 1.000 trabajadores, que de esta manera han dejado de cobrar del Estado, con todo lo positivo que ello conlleva directa e indirectamente». Por eso, concluía Rodríguez, «pedimos a las administraciones superiores que sean consecuentes y compren a nuestras empresas, porque así ayudan a crear trabajo y futuro para nuestro territorio», manifestaba.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook