19 de junio de 2020
19.06.2020
Levante-emv
Opinió
Tribuna Oberta

Un año dándolo todo por Ontinyent

19.06.2020 | 17:37
Paula Soler

Hace ya un año de aquel 15 de junio en el que prometí trabajar para la ciudadanía de Ontinyent. Recuerdo los nervios y la emoción de aquel día. Junto a nuestras familias, amigos y ciudadanía empezábamos una legislatura que nos acercaría al Ontinyent que siempre había imaginado para vivir. Pero aquello que pensamos y planificamos no siempre sale. Y, a veces, es lo mejor que puede pasar. En estos meses hemos demostrado que nuestra ciudadanía era nuestra prioridad y que haríamos lo posible y lo imposible por ofrecer las mejores políticas para que la calidad de nuestros ontinyentinos y ontinyentinas fuera mejor.

Lo hemos hecho sin ruido, sin grandes proclamas. Con hechos. La Vall ens Uneix es un nuevo partido con una manera de entender la política totalmente distinta. Una política que escucha las necesidades de la ciudadanía; una política transversal y que, verdaderamente, el único interés detrás de cada una de sus acciones y decisiones es mejorar la vida de su ciudadanía. Cuando recibí la llamada del alcalde Jorge Rodríguez para participar en este proyecto, no lo dudé un segundo. No lo dudé porque ha demostrado a lo largo de estos años que quería cambiar esas formas de la política tradicional basada en intereses partidistas y que olvidan que la mejor recompensa es ver mejorar la vida de tus vecinos y vecinas. Su trabajo, su honradez y su sentido de la responsabilidad se identificaban perfectamente con lo que yo entendía que debía ser la política y, por supuesto, quería formar parte de un proyecto que iba a darlo todo por Ontinyent.

Nuestro lema durante las elecciones ha sido el mejor mantra durante este año. Hemos enfrentado una DANA, el temporal Gloria y, ahora, una pandemia mundial. Cada una de estas crisis, nos ha puesto a prueba. Yo que nunca había trabajado en política, el 12 de septiembre de 2019 aprendí, de golpe, la importancia de contar con un equipo humano unido y muy preparado. Aquel día el río Clariano se desbordó y tuvimos que ponernos a trabajar a contrarreloj. Mi formación profesional, así como la de mis otros compañeros unida a la experiencia práctica de gobernar con la que contaban otros compañeros se complementó perfectamente.

Fueron días duros. Fueron días de trabajo incansable, pero que junto al trabajo que hemos realizado durante los meses de confinamiento más satisfacción me han producido. Nuestras acciones mejoran y ofrecen soluciones a los problemas de la ciudadanía de Ontinyent porque para nosotros crisis significa oportunidad. Los obstáculos que hemos vivido este año nos han hecho más fuertes y los hemos enfrentado junto a Ontinyent. Juntos somos capaces de superar todo.

Si con la DANA tuvimos que poner en marcha medidas rápidas para garantizar la seguridad de los vecinos y vecinas del barrio de la Cantereria, cuando se decretó el confinamiento ya sabíamos que era clave actuar rápido para mitigar los efectos de un confinamiento. No podíamos permitir que el Estado de Alarma impidiera a nuestros mayores poder mantener una alimentación equilibrada o tener su medicación, pero también que los niños y niñas más vulnerables pudieran tener las mismas oportunidades de estudio y de alimentación. Y mientras seguíamos enfrentando la pandemia, ya trabajábamos en impulsar medidas para enfrentar la crisis económica. Así surgía el Tèxtil Ontinyent y la campaña «Queda't a Ontinyent. Compra a casa».

La mejor manera de enfrentar una crisis sanitaria o económica es impulsar medidas rápidas y eficaces que ofrezcan soluciones a nuestra ciudadanía. Nuestra industria, nuestros comercios, nuestra gente nos necesitaba y era responsabilidad nuestra ayudar a recuperar esa normalidad que habíamos perdido. Ahora nos acercamos a una nueva normalidad en la que seguiremos practicando esa nueva política que practicamos y que sitúa a las personas en el centro dejando los intereses partidistas y peleas políticas a un lado.

No sabemos qué sucederá en los próximos tres años, pero sí podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que desde el Ayuntamiento de Ontinyent nos dejaremos la piel porque nuestros vecinos y vecinas tengan la ciudad que merecen y con la que nosotros soñamos. Un Ontinyent más sostenible, más igualitario, más justo y más verde. Vamos a seguir dándolo todo por nuestra ciudad y por nuestra ciudadanía.

Paula Soler Torró
Regidora de Política per a les Persones del Ayuntamiento de Ontinyent

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook