Las fotos de calles desiertas, colas ante los supermercados o gente en los balcones componen el imaginario colectivo de la pandemia. Pero las verdaderas imágenes del sufrimiento y la magnitud del coronavirus son las de puertas adentro, las de las entrañas de un hospital. Y esas no abundan tanto. Por razones obvias. Araceli Calabuig, administrativa del servicio de endoscopias del Lluís Alcanyís de Xàtiva y gran aficionada a la fotografía, solicitó permiso a la dirección del centro para poder plasmar ese día a día. De ese recorrido ha surgido la exposición que ahora puede visitarse en la sala de espera de consultas externas. «Después de este trabajo me sentiré satisfecha si una sola persona llega a sentir la misma emoción que sentí yo detrás de mi cámara durante esos días en los que un virus cambió por momentos el mundo y los hospitales», explica Calabuig.

Según explican desde sanidad, «a la vista de la gravedad de la situación y del esfuerzo de sus compañeros, Araceli se puso en contacto con el Servicio de Atención al Paciente (SAIP) para solicitar el dejar constancia con un documento gráfico del día a día de cada servicio y captar un segundo de sus vidas durante esta pandemia», señalan. Acompañada del jefe del SAIP, Vicent Ventura, la fotógrafa tuvo acceso a todos los servicios del centro hospitalario y pudo reflejar las circunstancias tan especiales en las que se desarrollaba la labor de los sanitarios. «Al temor y al estrés ante una situación insólita y grave, se sumaba el uso de mascarillas y equipos de protección individual», añaden, lo que da un especial dramatismo a las imágenes que forman la muestra.

Los reportajes de Araceli han documentado también «todos los cambios que ha ocasionado la covid-19: desde urgencias a la unidad de cuidados intensivos pasando por las plantas de hospitalización, los quirófanos, los laboratorios, consultas externas...».

Desde la gerencia del Departamento de Salud Xàtiva-Ontinyent han expresado su deseo de que «esta exposición pueda ser vista por el mayor número de personas» y que a su vez «sea un agradecimiento público a todos los profesionales que han estado al frente y han plantado cara a la covid-19 cada día», han recalcado.