Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Control

Ontinyent intensifica las sanciones por actuaciones "indebidas" en el Pou Clar

Además de las más de 80 denuncias a los vehículos se han aplicado dos multas por saltar la valla

Bañistas en el Pou Clar de Ontinyent, hace dos semanas. perales iborra

El Ayuntamiento de Ontinyent ha interpuesto desde el pasado día 26 de junio un total de 81 multas por estacionamiento indebido de vehículos en el entorno y los accesos al paraje del Pou Clar, según informaciones a las que ha tenido acceso este diario. Pero además, es significativo el hecho de que esta semana se han aplicado dos sanciones más por infracciones de la ordenanza municipal que rige en dicho paraje; ambas de 200 euros y las dos por el mismo motivo: acceder al paraje saltando la valla y, por consiguiente, haciendo caso omiso a las señales de prohibición, según el texto de la denuncia. Este diario publicó días atrás imágenes sobre el caos generado alrededor del Pou Clar, con decenas de coches ocupando accesos a otros espacios de la zona y caminos.

El baño no está prohibido en el Pou Clar, tal como ha venido informando este diario. Pero hay una cierta regulación, primero, por las condiciones del paraje y la necesidad de preservarlo. Y segundo, por la crisis del covid-19 y la recomendación de no utilizar las pozas como zona de baño. Para frenar la llegada masiva de visitantes, el consistorio colocó barreras en el acceso al aparcamiento. Pero esta medida no frenó la afluencia; hizo que estacionaran sus vehículos en los alrededores, con las consiguientes molestias para residentes y otros usuarios de la zona.

Según la normativa municipal, las infracciones leves por acciones indebidas en el Pou Clar se sancionan con una multa de 60 a 601 euros. En estos dos caso, se ha decidido aplicar 200 euros «dado el peligro que supone la conducta tipificada [posibles daños a la flora, la fauna o la correcta conservación del paraje] hacia el resto de usuarios». Cabe recordar que desde el pasado 27 de junio «se permitirán solo dos accesos al Pou Clar, por la senda d'Alba y por Galindo [...] y se establece un número máximo de aforo o máxima ocupación instantánea de 245 personas, con una ocupación diaria acumulada de 980 personas».

Asimismo, el ayuntamiento ha solicitado a la Generalitat la asignación de efectivos policiales autonómicos para la vigilancia. Pero se le ha contestado que corresponde a la Policía Nacional o la Guardia Civil tales cometidos.

Compartir el artículo

stats