Menos de un mes después de su lanzamiento, la ciudadanía de Xàtiva ya ha adquirido todos y cada uno de los 10.000 bonos al consumo lanzados por el consistorio de la localidad como medida para incentivar la compra en los comercios de la capital de la Costera en el marco del plan Reactivem Xàtiva. Así lo ha anunciado hoy el ayuntamiento de la localidad a través de sus redes sociales, con un mensaje en el que repetía: «Ahora más que nunca, compremos en casa».

Estos bonos al consumo se pusieron a la venta el pasado 1 de julio. Los vecinos y vecinas de Xàtiva podían adquirir hasta dos bonos por persona, a un precio de veinte euros. Luego, dichos bonos eran canjeables en los establecimientos locales asociados en una única compra, por el doble de su valor (40 euros). Así, la iniciativa suponía una inyección directa de 400.000 euros: 200.000 de los consumidores, y otros 200.000 aportados por el consistorio de Xàtiva. Los bonos podían ser adquiridos en la página web de Caixa Ontinyent, y tienen vigencia hasta el próximo 31 de octubre. En tres semanas, se adhirieron hasta 300 establecimientos.

Ya cuando la campaña fue lanzada, el alcalde Roger Cerdà avanzó que el consistorio tenía depositadas «muchas esperanzas» en la iniciativa y en su continuidad más allá de esta primera fase. «Estamos dispuestos a aportar más recursos, poner más bonos a la venta, si la iniciativa funciona», explicó.