Una vecina de Xàtiva contactó ayer con este diario para quejarse por la «imposibilidad» de contactar telefónicamente con el ayuntamiento. Según señaló, su intención es «únicamente concertar cita, para cuando pueda ser», con un departamento municipal. «Pero llevo llamando desde las nueve de la mañana y no hay forma. Te tienen varios minutos con la espera y nunca lo coge nadie. Es una poca vergüenza», zanjó.