l'alcúdia de crespins ha celebrado de la manera más reducida posible sus fiestas patronales, en realidad una pequeña serie de actos con asistencia reducida o incluso sin ella. Como la llamada Missa de Descobrir, que se celebró a puerta cerrada (en la imagen) en la ermita. No se llevó a cabo, según han explicado desde el ayuntamiento, la Baixà del Crist. Ni la procesión ni ningún espectáculo musical, aunque fuera con medidas restrictivas. Sí que se disparó un castillo de fuegos artificiales, el lunes. No será el único. Este domingo hay previsto otro, a las 22 horas.