Tercera generación de una histórica saga de maestros, ha fallecido a los 60 años Leoncio Francisco Cortés Enguer, conocido dirigente de la Congregación del Santísimo Ecce-Homo. Fue hallado muerto en su vivienda de Porta de Sant Miquel, en Xàtiva, víctima de un paro cardíaco. Su salud era muy delicada debido a su obesidad mórbida. Su estado le ocasionaba dificultades respiratorias y de movilidad muy serias. Y aunque seguía en activo „estaba gestionando su jubilación„ era muy frecuente en los últimos años que estuviera de baja por periodos muy prolongados, como en este momento, y sin apenas vida social. Su funeral tuvo lugar ayer por la tarde en el tanatorio La Costera de Xàtiva, donde fue incinerado. Leoncio estuvo casado con Amparo. Fruto de ese matrimonio, era padre de un único hijo, Leo, de 25 años. Leoncio daba clase de Electricidad en FP en el IES Arabista Ribera de Carcaixent desde hacía más de veinte años. Antes estuvo también en la Escuela de Formación Profesional de Xàtiva. Era el mediano de tres hermanos: la pequeña era Nieves, también profesora y ya fallecida. Les sobrevive la mayor, Mercedes, que estuvo empleada en el hospital Lluís Alcanyís de Xàtiva. El abuelo de Leoncio, Leoncio Cortés Cordero, ya era maestro. Fue el fundador del actual Attilio Bruschetti, antes Alejandro VI. Y el hijo de éste, Leoncio Cortés de la Peña, tuvo una famosa academia privada por la que pasaron cientos de escolares de Xàtiva y de otras localidades hasta principios de los años 70. Fue en la época de la eclosión del llamado repaso, con nombres tan enraizados en el imaginario local como el del propio don Leoncio o don José Fonfría, entre otros. Leoncio Cortés de la Peña estaba casado con Mercedes Enguer.

Era hermano de Jenaro, esposo de la conocida Justa Angulo, Justeta, personaje muy popular en la zona del Mercat de Xàtiva que junto con las hermanas Fernández Baldoví, Nieves y Mercedes, pleiteó contra el entonces alcalde de Xàtiva, Alfonso Rus, por la perpetuidad en la propiedad de los nichos del cementerio de la que el ayuntamiento les desposeyó en 2003 para enajenarlos y derribarlos. Primos de Leoncio por parte de Jenaro y Justeta son Félix, Jenaro y Vicente. Por parte de madre era primo, ente otros, del también maestro Jordi Enguer. Pero si un mérito destacaban ayer de Leoncio, persona muy activa en la Congregación del Santísimno Ecce-Homo de Xàtiva, de la que fue su presidente, es por el impulso modernizador que dio a la Semana Santa Setabense. Le correspondió la presidencia bianual rotativa de la Hermandad de Cofradías de Xàtiva como presidente del Ecce-Homo, en 2000 y 2001. Y él, acompañado, entre otros pero fundamentalmente por Lorenzo Segarra, impulsó una apertura sin parangón. La hermandad estaba sumida en el inmovilismo, con una presidencia vitalicia. Cortés y Segarra propusieron, primero, un cambio de estatutos, una media revolucionaria en un ente tan apegado a lo intocable. Y programaron un Mesías de Haëndel dirigido por Perales Ferre, que fue el germen de la intensa actividad cultural de la hermandad de entonces a esta parte y hoy totalmente consolidada con certámenes de fotografía, publicaciones, conferencias, conciertos... Precisamente Segarra calificaba ayer como «importantísima» y «crucial» la labor de Cortés. Y lamentaba que su salud le impidió en los últimos años mantener el vínculo con esta congregación de la parroquia de la Merced, donde siempre tuvo «grandes ideas», dijo. «Asumimos la presidencia si era para algo; para moderrnizarla y relanzarla. Y fue algo hecho entre todos, no era cosa de él y mía», resume Segarra de ese periodo.