Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El horno de Fontanars cumple sesenta años de servicios

La panadera, Adela Beneyto, sigue atendiendo a la clientela a sus 78 años de edad

La panadera Adela Beneyto, en el mostrador de su horno.

La panadera Adela Beneyto, en el mostrador de su horno.

Otras panaderías del territorio de las tres comarcas presentan una situación bien distinta. Es el caso del Horno Adela de Fontanars dels Alforins, que este fin de semana celebraba sus sesenta años de servicios ininterrumpidos, una muestra de resiliencia extraordinaria para un negocio en estos tiempos.

Y al frente de la panadería sigue, a sus 78 años de edad, Adela Beneyto, una mujer valiente y trabajadora, según saben en Fontanars dels Alforins, que se hizo cargo en solitario del negocio familiar cuando falleció su marido Paco, a la temprana edad de 51 años. Las monas o panquemados, que se venden por miles cada año, siguen siendo el producto estrella del Horno Adela, un establecimiento donde las cuentas aún se hacen a mano, con papel y lápiz, «para seguir ejercitando la mente», según Beneyto. Junto a su hijo Vicente, y su hermano Paco los fines de semana, esperan seguir cumpliendo años en el horno de Fontanars.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats