Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La rápida intervención de los bomberos corta un peligroso incendio en la Serra del Torrater

Se movilizaron hasta ocho medios aéreos, además de las unidades terrestres, para controlar el fuego

La rápida intervención de los bomberos corta un peligroso incendio en la Serra del Torrater

La rápida intervención de los bomberos corta un peligroso incendio en la Serra del Torrater

La rapidez y contundencia con que se movilizó ayer el Consorci Provincial de Bombers de València hizo que el incendio que se declaró en la Serra del Torrater de Ontinyent se quedase solo en un susto. El fuego se declaró a las doce y media del mediodía, y a las dos de la tarde los bomberos ya lo daban por controlado, si bien una de las dotaciones movilizadas se quedó en el terreno para controlar posibles rebrotes. Al cabo, tan solo se quemó un tercio de hectárea forestal, alrededor de 3.500 metros cuadrados, en una zona cercana a un camino, sin torres de luz en los alrededores. En el momento en que se produjo el fuego, tampoco había tormenta.

Una brigada forestal avistó el incendio al poco de iniciarse, e inmediatamente el 112 movilizó dos medios aéreos, dos unidades terrestres y una autobomba. Al poco el operativo se reforzó con otros seis helicópteros y aviones, entre otras dotaciones, hasta alcanzar un total de unos 60 efectivos movilizados, entre bomberos, agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad y brigadas forestales. Los helicópteros hicieron uso de la piscina municipal de Ontinyent, situada cerca del incendio, para recargar las bombas de agua, en una imagen curiosa que sorprendió a los vecinos que pudieron ver la acción. Tras una hora de trabajos y con el fuego bajo control, los refuerzos fueron retirándose del terreno.

En ningún momento estuvo el fuego cerca de descontrolarse, a pesar del viento y el ambiente seco; con todo, el Consorci de Bombers movilizó un efectivo potente con el objetivo de sofocar rápidamente el incendio por tratarse la Serra del Torrater de una zona delicada, dada su cercanía con espacios habitados.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats