A falta de poco más de un mes para la finalización de la campaña de Bonos Locales al Consumo, promovida por el Ayuntamiento de Xàtiva dentro del plan Reactivem Xàtiva, ya se han consumido un total de 8.312 bonos en los diferentes establecimientos participantes, lo que supone un 83% del total. Esta campaña se inició el pasado mes de julio y puso a la venta 10.000 bonos por valor de 40 euros, de los cuales la mitad (20 euros) eran sufragados por el propio consistorio. Los bonos se agotaron en menos de un mes desde su puesta a la venta en Caixa Ontinyent, y se pueden cambiar hasta el 31 de octubre. «Estos datos tan positivos nos impulsan a seguir trabajando y a pensar ya en una segunda fase de bonos al consumo, en la que vamos a destinar 300.000 euros más», ha destacado el alcalde, Roger Cerdà. Con estas dos campañas, sumando los 500.000 euros municipales, y con la parte de las personas que adquieren los bonos en ambas, se llegará al millón de euros en bonos.