Ontinyent celebraba el pasado sábado el Park(ing) Day —una iniciativa ecológica mundial, que tuvo su edición en la capital de la Vall d’Albaida— con una original propuesta: la peatonalización de tres calles que rodean el recinto ferial, que fueron ocupadas por viandantes, bicicletas o patinetes para disfrutar de una veintena de actividades organizadas por el ayuntamiento en colaboración con distintos colectivos.

A lo largo de toda la jornada, los aparcamientos de coches se transformaron en jardines y entornos escolares seguros; hubo talleres de sensibilización ambiental a cargo del Consorci de Residus y Recicla amb els Cinc Sentits; talleres con bicicletas eléctricas; huertos urbanos; cuentacuentos; deporte con el club Tai-Chi-Chuan; educación vial con la Policía Local y el club ciclista; y cata de agua de Ontinyent con Egevasa. También hubo música en directo y degustación de Meló d’Or, entre otros eventos.