30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El pleno de Xàtiva da luz verde a las ordenanzas fiscales de 2021 con los votos del PSPV

Aprueban la incorporación del ayuntamiento a la Fundació Raimon

El alcalde de Xàtiva, Roger Cerdà durante el pleno telemático, celebrado el pasado sábado.

El alcalde de Xàtiva, Roger Cerdà durante el pleno telemático, celebrado el pasado sábado.

Las ordenanzas fiscales de 2021 de Xàtiva salieron adelante en el pleno municipal del pasado sábado con los únicos votos a favor del PSPV. El grupo municipal de Ciudadanos, socios de gobierno de los socialistas, se abstuvieron, mientras que Xàtiva Unida y el PP votaron en contra. Las controvertidas ordenanzas fueron criticadas la semana pasada por los grupos de la oposición, así como por la asociación de vecinos de Bixquert, por la nueva tasa del servicio de poda que tendrán que pagar.

El regidor de Hisenda y portavoz del PSPV, Ignacio Reig, defendió que con las nuevas tasas para 2021 «se congela el IBI, el agua, los vehículos, vados, la gran mayoría de tasas, además de rebajar las multas de la ORA un 25 % y reducir el impuesto de terrazas un 50 %». Ciudadanos se abstuvo y lo defendió apuntando a la «carencia de información previa para conocer el porqué de las tasas».

Xàtiva Unida censuró que el gobierno de Roger Cerdà no haya llevado a cabo una «interlocución con las diferentes asociaciones de la ciudad». Para el portavoz, Miguel Lorente, lamentaba que «se ha perdido una oportunidad para hacer un debate constructivo», pero aseguró que «vamos a continuar haciendo propuestas porque consideramos que la situación actual lo requiere». Por su parte, la portavoz del PP, Mª José Pla, expuso que «en 2021 vamos a tener una importante crisis económica» y criticó que el gobierno «castigue a la gente con subidas innecesarias».

El alcalde de Xàtiva, Roger Cerdà, cerró el debate calificando las críticas de la oposición de «populismo y duro». Afirmó que «el debate es necesario, pero tienen que quedar al margen las incoherencias y los populismos».

El pleno también aprobó el reglamento de uso del Auditori de Sant Agustí y dos mociones, una sobre la adhesión a la red de ciudades libres de prostitución; y otra para sumarse a la declaración de les Corts de apoyo a los artistas falleros y hoguereros. También se aprobó la resolución de los recursos de reposición sobre la modificación de la relación de puestos de trabajo del ayuntamiento.

El pleno de Xàtiva dio luz verde el sábado, por unanimidad, a la incorporación del consistorio a la Fundació Raimon i Annalisa. El alcalde agradeció el voto a favor a la propuesta «de uno de los hijos ilustres de Xàtiva, que lega todo su patrimonio a su ciudad para crear un centro cultural donde se evidencie la trayectoria de vida de Raimon, se expongan sus colecciones y todo su trabajo». «Un proyecto ilusionante que va a revitalizar uno de los elementos patrimoniales más importantes como es Santa Clara», afirmó Cerdà. Alfred Boluda, de XU, aludió a la falta de un estudio de viabilidad económica para las obras y preguntó si «estas fuertes inversiones que se prevén no irán en detrimento de otras que requieren algunas instalaciones municipales». Cerdà respondió que «una cosa es la constitución de la fundación, y otra la rehabilitación de Santa Clara para convertirlo en el Centre Raimon d’Activitats Culturals (CRAC)» y aseguró que «hasta que no se finalicen las obras no se acordará la cesión a la Fundació». Eduardo Llopis, del PP, expuso las «dudas e incertidumbres» de la propuesta, «debido al borrador de los estatutos que se acompaña»; mientras que María Beltrán, de Ciudadanos, dijo que «es una oportunidad única para rehabilitar Santa Clara en su totalidad y no habrá ningún lugar mejor donde pueda estar el patrimonio musical de Raimon».

Compartir el artículo

stats