Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Alcanyís abre una unidad específica para pacientes con insuficiencia cardíaca

El departamento Xàtiva-Ontinyent brinda así una consulta especializada para mejorar la atención y el tratamiento de las personas con cuadros más graves

Equipo asistencial de profesionales del Servicio de Cardiología del hospital de Xàtiva

Equipo asistencial de profesionales del Servicio de Cardiología del hospital de Xàtiva

La insuficiencia cardíaca, la afección que provoca que el músculo del corazón deja de bombear sangre al ritmo que debiera, es una de las enfermedades más comunes y, al mismo tiempo, con una mortalidad más elevada, entre las dolencias que afectan a la población española. Según los datos de la Sociedad Española de Cardiología, la mitad de los pacientes fallecen en los cinco años siguientes al diagnóstico de esta enfermedad cardiovascular. Un porcentaje muy elevado cuya gravedad crece aún más si se tiene en cuenta que la dolencia afecta al 2,7 % de las personas mayores de 45 años y al 8,8 % de los mayores de 74, según recoge la misma asociación. No obstante, los especialistas en cardiología insisten en que un control estrecho de la enfermedad y sus efectos —así como la intervención de urgencia, si se da el caso— ayuda, y mucho, a prolongar la esperanza de vida de la persona afectada. Las y los pacientes del departamento de salud Xàtiva-Ontinyent podrán contar desde ahora con un nuevo servicio vital, en el sentido estricto de la palabra, para conllevar su enfermedad: la Unidad de Insuficiencia Cardíaca en el Hospital Lluís Alcanyís, una consulta específica para prestar servicio directo a estas personas, con el objetivo de mejorar sus pronósticos.

El equipo, integrado en el Servicio de Cardiología del Lluís Alcanyís, está formado por dos cardiólogos y una enfermera, personal especializado que se encargará de atender a los pacientes con un cuadro de insuficiencia cardíaca más grave y que, por ello, requieran de mayor atención. El mismo Servicio de Cardiología remitirá los casos con peor pronóstico, una vez ya estén diagnosticados, y desde ese momento ya no necesitarán pasar por la consulta ordinaria. «Podremos ver a estos pacientes con la frecuencia que sea necesaria, para realizar los ajustes de tratamiento que se requieran, tomar las constantes de forma más frecuente, y guiarles en planes de seguimiento más específicos», concretaban Sergio Sánchez y Elena Lucas, los cardiólogos que forman la Unidad de Insuficiencia Cardíaca.

Además de brindar un tratamiento más estrecho, que espera reducir la mortalidad de la enfermedad, el hospital busca evitar los reingresos hospitalarios que suelen necesitar sus pacientes por las diversas patologías que provoca la insuficiencia cardíaca, y, de rebote, reducir la carga que suponen estos viajes constantes al centro para sus acompañantes y cuidadores. Recibirlos en una consulta aparte reduce, por otro lado, el riesgo de un contagio por coronavirus, que para los pacientes con esta dolencia cardiovascular podría ser fatal.

El Departamento de Salud Xàtiva-Ontinyent informó, por otro lado, que la intención es que esta Unidad de Insuficiencia Cardíaca forme con el tiempo un equipo multidisciplinar que ofrezca un tratamiento integral completo a todos los pacientes con esta enfermedad crónica, y no solo a los de pronóstico más grave. «El esfuerzo que realiza el hospital con esta Unidad es muy grande, pero beneficiará a muchas personas», destacó la doctora Elena Lucas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats