El Olímpic se estrena mañana en la competición oficial, en el primer partido de liga, en Crevillent, en la Ciutat del Futbol Juanfran Torres, a partir de las 18 horas. Un encuentro dirigido por Salvador Carrillo Garcia y en el que el club local permitirá la asistencia de espectadores, algo que no ha permitido durante la pretemporada.

El conjunto de Xàtiva ha cerrado la semana, salvo sorpresas de última hora, con la baja segura de Uche por lesión y con la disponibilidad, aunque no tal vez para jugar 90 minutos, de aquellos que han arrastrado molestias en las últimas semanas: Farisato, Rueda y Nico. Esta semana se ha incorporado el joven portero de 21 años David Ferrer, mientras que Gironés, al menos hasta este viernes, no disponía del transfer federativo desde Holanda para tramitar su ficha. El entrenador, Abel Buades, ya ha advertido de que el rival «es un equipo muy duro, para mí candidato a estar entre los seis primeros y que mezcla en su plantilla juventud y experiencia y que practica un fútbol más combinativo que en temporadas anteriores».

El vicepresidente del club, Pepe Colomer, se muestra, ante el inicio de la liga, «nervioso no, pero si expectante». Por su parte, Buades ha explicado que la semana se ha desarrollado «con normalidad», y salvo Uche «hemos logrado llegar a este primer partido con la plantilla al completo, que era uno de nuestros objetivos». Habrá que descartar a algún jugador y Buades esperaba hablar con los entrenadores del Olímpic B y del Juvenil, Frangi y Berna Ballester, para saber si son necesarios para sus compromisos. Respecto a David Ferrer ha destacado que es un guardameta «que tiene condiciones y futuro», y que su incorporación viene a aumentar la competitividad por ese puesto. «Los resultados decidirán si se convierte en titular o no», ha explicado.

El entrenador ha transmitido el mensaje a los jugadores de que «no cambiará mi filosofía en función del rival. Tenemos que ser un equipo que sea respetado en la categoría y que se deben fijar más en nosotros que nosotros en los rivales». Buades espera sumar los primeros puntos, «no pienso en volver sin algo positivo. La liga es corta y cada partido es una final».

El domingo por la tarde, desde las 17 horas, en la Murta se vivirá el primer derbi local en la Segunda Regional, entre el Racing Xàtiva y el Olímpic B.