Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bocairent rehabilitará nueve viviendas del Barri Medieval con 183.000 euros del ARRU

Esta ayuda pone fin a doce años sin subvenciones para el casco antiguo La inversión total entre consistorio y vecinos supera los 333.000 euros

Dos transeúntes en una calle del Barri Medieval de Bocairent, en una imagen de archivo | PERALES IBORRA

Dos transeúntes en una calle del Barri Medieval de Bocairent, en una imagen de archivo | PERALES IBORRA

El Diari Oficial de la Generalitat Valenciana de ayer oficiaba el fin a un periodo de doce años sin inversiones estatales o autonómicas en el Barri Medieval de Bocairent. La resolución del Plan ARRU para la rehabilitación de entornos urbanos de este año incluía, por fin, al municipio de la Vall d’Albaida entre las poblaciones beneficiadas. Así, la Generalitat y el Ministerio de Agenda Urbana inyectarán 183.000 euros para la reforma de nueve viviendas del Barri,una de las joyas del medievo valenciano.

La subvención sufraga más de la mitad del presupuesto de un proyecto de 333.000 euros. El aporte autonómico y estatal, junto al de los propietarios de los nueve inmuebles (unos 102.000 euros), irá destinado a las actuaciones de reforma y rehabilitación en dichas nueve casas, con proyectos de obra de distinta índole y con un coste de entre 13.000 y 38.000 euros. La aportación del Ayuntamiento de Bocairent, que asciende a 45.000 euros, se destinará a obras sobre el espacio público del casco antiguo. Según anunció ayer a este periódico Josep Maria Beneyto, concejal de Urbanisme, la próxima semana concertarán una reunión con la Associació Veïnal del Barri Medieval para determinar las obras que se llevarán a cabo. Otros 9.000 euros se reservan para la creación de una oficina de gestión para tramitar el proyecto, indicaron ayer.

La modificación de las bases, clave

En la convocatoria del Arru del año pasado, el proyecto de Bocairent contaba con la puntuación mínima necesaria para ser subvencionado. Sin embargo nunca recibió la ayuda solicitada, por falta de presupuesto. El ayuntamiento empezó a moverse entonces para que se introdujesen medidas correctoras que evitasen que los municipios pequeños quedasen discriminados en este tipo de convocatorias. La petición quedó plasmada en marzo con la modificación de las bases del plan, que para esta última edición del Arru ya incluían un baremo de puntuación extra según el número de habitantes del municipio. Esta permuta se ha traducido en que de las seis localidades subvencionadas, tres (Xixona y Morella, además de Bocairent) tienen menos de 10.000 habitantes. Desde el consistorio bocairentí celebraron el hito y volvieron a expresar su agradecimiento a la Associació Veïnal del Barri Medieval por su colaboración en la elaboración del proyecto y su insistencia en ello.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats