Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Olímpic consigue la primera victoria ante un duro Benigànim

Buades dice que el triunfo «nos quita un peso de encima»

Miki, autor del gol del Olímpic, en un partido en la Murta. | PERALES IBORRA

El Olímpic respira tranquilo tras el choque ante el Benigànim, ante el que sumaba la primera victoria esta temporada (0-1). Un gol de Miki, en jugada personal en el minuto 86, daba los tres puntos a los de Xàtiva en un partido más igualado de lo previsto. El equipo de Abel Buades se ha quitado de encima «una mochila con muchas piedras», ha declarado el entrenador, y el conjunto ya trabaja en la preparación del próximo partido de liga, en la Murta este sábado ante el Villajoyosa. Posiblemente el último fichaje, Thomas William, no llegue por una lesión causada en uno de los entrenamientos la pasada semana. Ayer se produjo el regreso de Uche a los entrenamientos, ausente desde la semana pasada por «asunto familiar».

Respecto al partido del sábado, Buades ha explicado que durante los primeros quince minutos «tal vez nos pudo la ansiedad, en muchas ocasiones tratamos de salir de la presión de manera individual, no como conjunto», pero a partir de entonces pasaron a dominar el partido, con ocasiones claras para Ekedi y un mano a mano de Farisato. En el segundo tiempo el dominio fue más claro, y también hubo aproximaciones. No llegó el gol, pero Buades no temió por el resultado «porque era cuestión de tiempo, lo habíamos trabajado durante la semana, y el rival no inquietaba. Pero tal vez la importancia del partido hizo que hubiera precipitación en la toma de decisiones». En el minuto 86 llegó el gol de Miki.

Victoria importante «porque nos quita un peso de encima. Todos sabíamos la importancia del partido. No podíamos perder pues queremos jugar al menos la liguilla de ascenso a la Segunda B. Espero que a partir de ahora, sin ese lastre, el equipo juegue de acuerdo a la calidad de su plantilla», ha señalado Buades.

El Olímpic consiguió así su primera victoria ante un equipo de jugadores sub-23 y sin nombres contrastados en la categoría, que complicó, y de qué manera, el partido a un bloque llamado a luchar por alcanzar la promoción de ascenso al final de esta. Finalmente, la lógica se impuso en el marcador.

El Benigànim, fiel a su estilo, apostó desde el inicio por la posesión y trató de llevar el ritmo del partido. Los locales gozaron de la primera ocasión clara a la salida de un córner. La respuesta del Olímpic, que estuvo bastante tenso ante la obligación de puntuar que arrastraba, llegó con un remate de Ekedi que salvó un ex del conjunto setabense, Castilla, prácticamente bajo palos. La ocasión más clara del primer tiempo fue para el Benigànim. Vallés no llegó por milímetros a rematar en boca de gol.

Tras el paso por vestuarios, el Olímpic intentó adelantar líneas e incomodar más a los de la Vall. Esa incomodidad llegó a partir del minuto 62 con la expulsión de Guille al frenar con falta una ocasión manifiesta de gol. El conjunto visitante fue ganando metros. Con el Benigànim muy trabajador, para intentar amarrar un punto, apareció Miki Cantave para desequilibrar el encuentro. De ahí al final solo hubo tiempo para alguna llegada más del Olímpic pero ya no se movió el marcador.

El entrenador del Benigànim expresaba que «creo que hemos hecho incluso mejor partido que contra el Ilicitano y es una pena que estos chicos que juegan con esta ilusión, con este desparpajo y dejando grandes sensaciones no obtengan premio». De cara a las próximas jornadas, Fernando Gómez apostaba nuevamente por seguir trabajando en la misma línea. «Algunos jugadores importantes del Olímpic han venido al final del encuentro a darnos la enhorabuena por el nivel y la propuesta del equipo», aseguraba Gómez.

Compartir el artículo

stats