Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Mancomunitat de la Costera aprueba sus presupuestos sin comisiones previas

La presidencia del ente justifica la decisión por practicidad, pero Compromís protesta por las formas

Imagen del pleno de constitución de la Mancomunitat | MARÍA TORRES

La sesión plenaria de la Mancomunitat de la Costera del pasado jueves levantó más polvareda de lo que es habitual en el ente de cooperación entre municipios, con las cuentas de la entidad como centro de la discusión. La corporación aprobó los presupuestos del 2021, punto incluido en la orden del día, con el apoyo de los representantes del PSPV-PSOE, que cuenta con mayoría absoluta en esta legislatura—. Compromís, por su lado, votó en contra de las cuentas, en protesta por la decisión de elevarlas a pleno sin que pasasen previamente por las comisiones preceptivas y por la junta de gobierno de la Mancomunitat. «Propusieron hacerlo al revés, aprobar el presupuesto, y luego ya pasarlo por las comisiones correspondientes. Al final tienen mayoría absoluta, pero entendemos que son formas de actuar que no vienen al caso», significó Analia Juan, primera edil de Montesa y portavoz de Compromís en el ente comarcal.

La presidenta de la Mancomunitat de la Costera y munícipe de Vallada, María José Tortosa, señaló por su lado que la previsión económica del ente es «muy similar» a la del año anterior: «El gasto nuevo más importante era la dotación para la plaza de secretario a tiempo completo, puesto que necesitamos para formalizarnos como Mancomunidad de Ámbito Comarcal —la figura que el Consell prevé potenciar, en detrimento de las diputaciones, en su política territorial—, pero en líneas generales es muy continuista», explicó para alejar las posibles dudas sobre las cuentas. Tortosa explicó además que se quería cumplir con los tiempos de las convocatorias, «y era importante aprobar los presupuestos antes de acabar el año. Con las comisiones, se hubiese retrasado», trasladó, subrayando que no era intención de la presidencia «saltarse ningún procedimiento». «Además, el borrador de las cuentas se entregó con mucho tiempo de antelación», añadió la presidenta de la Mancomunitat.

Analia Juan, por su parte, aceptaba que las cuentas mancomunadas «son muy sencillas, tanto en ingresos como en gastos. Nunca vamos a tener problemas en tratarlos y consensuarlos», trasladó, «pero no podíamos votar a favor y validar las cuentas, sin que hubiesen pasado por la junta, por la comisión de Hisenda ni ningún control previo. No procedía», esgrimió. Varias voces de Compromís aseguraban, asimismo, que también miembros del PSPV-PSOE mostraron su disconformidad con el proceder del partido respecto a los presupuestos, pero este periódico no pudo recoger ninguna valoración. Por otro lado, la portavoz de Compromís denunció también la votación, dentro del punto de asuntos de urgencia, de la adhesión de la Mancomunitat al acuerdo marco de la Federación de Municipios y Provincias para regular las condiciones de los trabajadores: «Se trató sin ninguna mesa de negociación previa con el personal», aseveró.

Más inversión para la accesibilidad de la sede del ente

Además de la provisión de un nuevo puesto fijo de secretario para el organigrama de la Mancomunitat, los presupuestos aprobados el jueves también contemplan una inversión para mejorar la accesibilidad de la sede a lo largo de este año. «Son unas obras que hacían falta, para que la gente con discapacidad pueda acceder al salón de plenos», expresó María José Tortosa. En cuanto al resto, siguen reservadas las subvenciones a asociaciones como Aspromivise, y se incluyen algunos actos no celebrados este año.

Compartir el artículo

stats