Esperanzador frenazo a la escalada de contagios en el Departamento de Salut Xàtiva-Ontinyent. Habrá que esperar para comprobar si es un cambio de tendencia o solo un pequeño oasis, pero las cifras de la actualización de casos activos por municipios de ayer invitan al optimismo. El balance de la comarca de la Costera arrojó un descenso de 44 positivos en el total de infecciones activas, y el de la Canal de Navarrés, una bajada de 33 casos, evoluciones que compensaban la ligera subida de la Vall d’Albaida (con 74 casos activos más que el pasado viernes) y que brindaban en el agregado de las tres comarcas el primer descenso de casos activos en meses. Un descenso ínfimo, todo sea dicho —3049 vecinos y vecinas de las tres comarcas siguen estando infectados—, pero que es un hito nada desdeñable en un departamento sanitario que, en las últimas semanas, no había dejado de colocarse una y otra vez entre las áreas de salud más afectadas por el Covid-19 en toda la Comunitat Valenciana.

Hay que remontarse al 27 de noviembre para encontrar la última estadística de contagios por municipios en la que la Costera registraba una bajada de casos activos. En la Canal de Navarrés, el incremento era continuo desde el 11 de diciembre. Ayer, en ambas demarcaciones eran mayoría los municipios que mejoraban su situación pandémica. Xàtiva aún sufría un ligero incremento de siete nuevos infectados en el total de casos activos, que ascendía a 347 personas; Torrella, Moixent y la Font de la Figuera sumaban un nuevo contagio cada una, el Genovés dos y Rotglà i Corberà, tres. Por contra, Canals reflejaba 24 positivos menos que el viernes, Montesa otros diez, Barxeta nueve, Vallada seis menos, la Llosa de Ranes cuatro y l’Alcúdia de Crespins tres menos.

En la Canal de Navarrés, Anna y Navarrés contabilizaron veinte y doce casos activos menos que en la última actualización, respectivamente. Enguera, el municipio más afectado de la comarca, sumó por su parte cuatro infecciones más al balance local, que llega a 122 casos activos y 2567,3 contagios por 100.000 habitantes. La tasa de incidencia comarcal baja hasta los 2263 contagios por 100.000 habitantes, por los 1735,1 casos por 100.000 habitantes de la Costera en este mismo ratio comparativo.

El incremento en el balance de contagios activos que registraba la Vall d’Albaida, de 74 positivos (llegando a 1453 casos a nivel comarcal), era menor que el que Ontinyent contabilizaba en solitario en la actualización de casos del viernes, de 81 infecciones en aquel caso, lo que da cierta perspectiva al último dato comarcal. La capital de la demarcación contabilizaba ayer solo seis contagiados más que el viernes; Albaida y l’Olleria eran en esta ocasión los dos municipios más afectados de la estadística, con sendos incrementos de 24 y 18 contagios, respectivamente. El resto de aumentos eran de menos de diez casos activos en cada municipio (Aielo de Malferit sumó ocho, Bocairent seis...). Quatretonda, por su parte, prosiguió la dinámica a la baja de las últimas semanas y ayer contabilizó otros nueve casos activos menos, 23 en total, ya lejos de las cifras que llevaron al cierre perimetral de la población.

Cuatro nuevos fallecimientos

La nota más negativa de la estadística de coronavirus de ayer se encontraba en los cuatro fallecimientos sufridos en el territorio. Albaida perdió a sus dos primeros vecinos a causa del coronavirus, según reflejaba el portal de la Conselleria de Sanitat. La Pobla del Duc registró el segundo deceso de la pandemia, y Anna —la población que más muertes ha tenido que lamentar en el último mes—, su decimoprimera muerte.

El PP de la Pobla del Duc pide ayudas a la hostelería

El grupo municipal del Partido Popular en la Pobla del Duc ha propuesto al ayuntamiento de la localidad la realización de una modificación de crédito con el objetivo de establecer una línea de ayudas directas a la hostelería municipal, en la línea del programa que el lunes presentó el consistorio de Xàtiva. El PP de la Pobla del Duc ponía de relieve la «situación tan dura» de los sectores afectados por ceses de actividad, la «relevancia» de la hostelería dentro de la economía local, y la importancia de que la administración municipal «alivie a las familias de la Pobla del Duc» en este sentido.