El presidente de la Diputació de València, Toni Gaspar, ha mantenido esta semana una reunión por videoconferencia con los alcaldes y alcaldesas de la Costera y la Canal de Navarrés para exponer las inversiones previstas por la corporación provincial para paliar los efectos de la covid-19 y conocer las necesidades de los municipios. Los primeros ediles solicitaron a Gaspar agilidad en la puesta en marcha de los recursos. En la reunión, el presidente de la Diputació destacó la asistencia técnica a los municipios y la gestión de las ayudas del Pla Resisteix de la Generalitat, en el que el ente provincial participa con 17 millones de euros.

Los primeros ediles agradecieron a Gaspar la nueva ronda de reuniones online para abordar de cerca la situación de cada municipio y poner a disposición de los pueblos los recursos de la Diputació para «dar la mejor respuesta».

Gaspar, por su parte, remarcó que el ente provincial seguirá prestando asistencia técnica a los pueblos que lo necesiten, especialmente a los más pequeños, y en el encuentro se abordaron fórmulas para resolver cómo realizar el servicio tras la sentencia en contra de la contratación de autónomos.

Sobre la gestión de la pandemia, el presidente de la Diputació manifestó la voluntad de la corporación de «garantizar la liquidez» a los municipios, para que puedan realizar las inversiones necesarias para atender las consecuencias de la pandemia. Del Pla Resisteix, de apoyo a autónomos y microempresas, Gaspar indicó que la Diputació supervisará la tramitación de estas ayudas en los pueblos de menos de 5.000 habitantes para «agilizar el proceso y que el dinero llegue lo antes posible a quienes lo necesitan». Gaspar también explicó el presupuesto de 2021 y las distintas líneas de ayuda a las que pueden acogerse los consistorios, como el Fondo de Cooperación Municipal y el Plan de Inversiones 2020-21, que contempla más de 9 millones de euros para los 19 municipios de la Costera y 3,7 millones para los ocho de la Canal de Navarrés.