Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Font de la Figuera negocia convertir 2 km de la N-334 en una avenida

El ministerio ofrece hacerse cargo de las obras para transformar la carretera en una vía urbana, pero el consistorio plantea más demandas

Imagen de archivo de la carretera N-334 en el tramo hacia el casco urbano de la Font de la Figuera | PERALES IBORRA

Imagen de archivo de la carretera N-334 en el tramo hacia el casco urbano de la Font de la Figuera | PERALES IBORRA

Los problemas de transporte y accesos que genera la N-334 sobre el casco urbano de la Font de la Figuera, al que la carretera rodea por toda la mitad este, podrían llegar pronto a su fin. La Dirección General de Carreteras, organismo dependiente del Ministerio de Transportes, celebró ayer una reunión con el alcalde, Vicent Muñoz, y los portavoces de la corporación municipal de la población de la Costera, en la que les plantearon la posibilidad de realizar ceder al ayuntamiento el tramo de la problemática carretera a su paso por el término de la Font, de 4,8 kilómetros de longitud. En caso de que el consistorio acepte asumir esta parte de la vía, Carreteras se encargará de acondicionar todo el trazado urbano de la misma (de unos dos kilómetros), para transformarlo en una avenida, corriendo con los costes de las obras —presupuestadas en unos 400.000 euros—, según se comprometieron los responsables del organismo.

Por parte del consistorio, el gobierno municipal prevé convocar un pleno extraordinario para la próxima semana para estudiar y valorar si se acepta la cesión de la carretera. La predisposición es positiva: de asumir la gestión, usos y permisos de la N-334, que actualmente está bajo la titularidad del Ministerio de Fomento, la población podría ahorrarse los trámites con la administración general para cada actuación en la carretera, que alargan los plazos por meses. No obstante, los representantes municipales trasladaron a Carreteras una serie de demandas previas para aceptar la cesión. Entre ellas, el acondicionamiento del camino hacia el campo de fútbol municipal, la recuperación de la salida desde la calle Raquel Payà —para tener un acceso directo desde la nueva avenida al Centre de Dia de la Font de la Figuera— y la reapertura del acceso al punto de salida de agua que usa la comunidad de regantes del municipio.

Parte de estas demandas eran reivindicaciones que los vecinos y vecinas de la Font de la Figuera venían rogando desde hace ya años. La construcción de la N-334, pese al innegable salto adelante en materia de conexiones que supuso para la localidad, también cortó la comunicación de la Font con su entorno más próximo e incluso con algunos servicios, caso de la fuente de agua de los agricultores. También era habitual sufrir accidentes de coches y camiones en el trazado junto al pueblo, con varias curvas de consideración. La metamorfosis de la vía en avenida supondría, de este modo, la recuperación de un entorno más amable en torno al casco urbano; además, se pondría en contacto directo el pueblo con la zona deportiva.

Otras obras pendientes

Carreteras emplazó al consistorio a responder a este ofrecimiento en las próximas semanas. Si se acepta la cesión, el objetivo del Ministerio a este respecto es tener listas las obras de adecuación de la N-334, antes de que finalicen los trabajos que aún están en marcha en la conexión de la A-33 con la A-35, al noroeste de la Font de la Figuera, y que se prevén terminados el próximo mes de mayo. Para las obras en la N-334 Carreteras prevé un plazo de dos meses. Al acondicionamiento de la avenida en el tramo urbano, el organismo añade más actuaciones: en primer término, se adecuará otro tramo para abrir aparcamientos, y un segundo ramal se habilitará para construir un paseo de personas. El resto del trazado será reformulado con la intención de habilitar dos carriles de circulación, uno en cada sentido.

Instalan dieciséis purificadores en los dos colegios

El Ayuntamiento de la Font de la Figuera ha instalado esta semana purificadores de aire en todas las aulas de los dos colegios del municipio, el CEIP Mare de Déu dels Xics y el EI Els Menuts. En total se han adquirido 16 purificadores mediante una inversión de 6400 euros procedentes de fondos propios. Estos aparatos cuentan con un filtro capaz de eliminar el 99,9 % de los aerosoles, con lo que aseguran protección contra la propagación de bacterias y virus. El alcalde Vicent Muñoz destacó que se había optado por una solución contra el covid válida para todo el año, «no solo en invierno».

Compartir el artículo

stats