L’Alcúdia de Crespins ha finalizado las obras de construcción de 108 nichos en el cementerio de la localidad, unas obras que han contado con un presupuesto de 64.130 euros. La declaración de ruina de dos pabellones existentes en la parte más antigua del camposanto aceleró las obras de las nuevas tumbas. Los trabajos han consistido en el derribo de esos dos antiguos pabellones, la construcción de dos nuevos, así como la de un nuevo lavabo. La obra, licitada por 85.410 euros, se adjudicó por 64.130 a la empresa Construcciones Enciso y José S.L.

El alcalde y concejal de Serveis Municipals, Roberto Granero, ponía de manifiesto la «necesidad» de la obra y explicaba que la actuación «ha supuesto un gran esfuerzo no solo económico, sino de trabajo humano para hacer todos los trabajos de localización de familiares y posteriores exhumaciones». Granero reconocía «la paciencia y comprensión de los familiares por el retraso en la ejecución de las obras» y avanzó que en las próximas semanas comenzarán los trabajos de inhumación.

Por otra parte, el Ayuntamiento de l’Alcúdia de Crespins ha aprobado las bases de las ayudas Paréntesis del Pla Resistir. La localidad invertirá 106.628 euros, 15.994 aportados por el consistorio. Los interesados tendrán 20 días para presentar las solicitudes.