Los proveedores del Ayuntamiento de Ontinyent cobraban sus facturas pendientes con el consistorio con un periodo medio de 8 días, a finales del pasado año. El ayuntamiento redujo el plazo medio de pago a proveedores en el último trimestre de 2020 a una media de 8,52 días, 22 menos que los 30,47 a lo que se llegó en el primer trimestre del mismo año.

La reducción del tiempo desde que se aprueba una factura hasta que se paga de manera efectiva fue progresiva a lo largo del pasado año. De los 30,47 días en el primer trimestre se pasó a 15,43 en el segundo, 13,79 en el tercero y 8,52 en el cuarto. En 2020 el consistorio realizó pagos a proveedores y asociaciones por valor de unos 10,7 millones de euros.

La concejala de Hisenda, Natàlia Enguix, remarcaba el descenso del periodo de pago «en unos tiempos muy complejos, en los que hemos tenido retrasos en el cobro de las subvenciones y ayudas de otras administraciones, y en los que se han tomado medidas fiscales para paliar los efectos de la covid-19». La edil añadía que la reducción progresiva «demuestra que los planteamiento económicos del gobierno de Ontinyent durante la pandemia han sido los correctos. Hemos evitado que el impago que tuvimos de la Generalitat de 1,7 millones de euros nos generara tensiones, al tiempo que pudimos aplazar a la ciudadanía el pago adelantado del 50 % de las subvenciones a las asociaciones».

Enguix ponía de manifiesto «el buen funcionamiento de la estructura del teletrabajo puesto en marcha antes del decreto de alarma, o la póliza de crédito a seis meses y 0 % de interés concertada con Caixa Ontinyent». Resaltaba también las «reacciones ágiles, que han permitido obtener resultados como este con los plazos de pago, o poder gestionar todo lo que ha rodeado al Pla Tornem Junts, que movilizó 8 millones de euros para la reactivación de sectores económicos», concluía.