La Policía Local de Ontinyent salvó la vida a un hombre que intentaba entrar a una caseta del diseminado en llamas para rescatar a unos gatos del interior. El aviso del incendio en la casa de campo, en la zona de Les Boles, se recibió a las 00:46, personándose en el lugar la policía y los bomberos. Tras comprobar que no había nadie en el interior, se localizó al propietario, que al llegar y ver las llamas quiso entrar para sacar a los gatos. El hombre, de 42 años, aprovechó que los bomberos estaban extinguiendo el fuego por un lado para acceder por otro. Un agente lo vio e impidió que entrara. El hombre se resistió y el policía sufrió quemaduras leves en una mano, pero logró sacarlo de la zona de peligro justo antes de que cayera el techo de la casa. En el incendio, que quedó extinguido sobre las 3:47 horas, intervinieron 7 bomberos con dos camiones y un todoterreno.