Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un repunte en las muertes por Covid-19 empaña otra semana de bajada de casos

Benigànim, Aielo de Malferit y Ontinyent, las más afectadas

Vecinas de Xàtiva pasean ante los puestos del mercado de la ciudad en una imagen del martes | PERALES IBORRA

Vecinas de Xàtiva pasean ante los puestos del mercado de la ciudad en una imagen del martes | PERALES IBORRA

La buena evolución de las tasas de contagios en las comarcas de la Costera, la Canal de Navarrés y la Vall d’Albaida ha encontrado su contrapunto, una semana más, en las elevadas cifras de fallecimientos, que han experimentado un nuevo repunte en los últimos siete días. Los municipios del Departamento de Salud Xàtiva-Ontinyent han tenido que registrar hasta doce nuevos decesos a causa del coronavirus desde el viernes de la semana pasada, que elevan el total de muertes en el territorio, desde el inicio de la pandemia, a 177: una proporción de 101,4, por cada 100.000 habitantes.

Benigànim ha sido el municipio que ha tenido que lamentar más muertes esta semana, tres, hasta contar un total de trece desde marzo del año pasado. Es, asimismo, una de las localidades de más de 1000 habitantes con una mayor tasa de fallecimientos a causa del Covid-19, con 222,6 por cada 100.000 habitantes. En las tres comarcas, solo le superan Anna, con once muertes y 418,6 de tasa, y Vallada, con siete muertes y 230,3 de tasa. En ambos casos, cabe reseñar, la mayoría de los decesos se han dado en las residencias de mayores locales, que en enero sufrieron sendos contagios de coronavirus. Volviendo a los datos de esta semana, Xàtiva y Aielo de Malferit han tenido que registrar dos fallecimientos cada población, y otros cinco municipios han despedido a un vecino y vecina en los últimos días: Ontinyent, la Pobla del Duc, Bolbaite, Quesa y Beniatjar. En el caso de esta pequeña localidad de la Vall d’Albaida, sin casos de coronavirus ahora mismo, se trata del primer fallecimiento de toda la pandemia.

Descenso de casos general

La evolución a la baja de contagios permitió ayer a las comarcas de la Costera y la Canal de Navarrés reducir de nuevo su nivel de alerta pandémica, que ahora se sitúa en el nivel medio que marca una tasa de entre 100 y 150 infecciones por 100.000 habitantes: en la Canal, con diecinueve casos activos (seis menos que el martes, por los descensos en Navarrés y Chella), el índice se sitúa en 121,1 afecciones por 100.000 habitantes; en la Costera, este índice es menor, de 116 afecciones por cada 100.000 habitantes, con un total de 83 contagios activos por Covid-19 según la estadística de ayer, cuarenta menos que el martes. Esta nueva bajada respondía al descenso registrado en la práctica totalidad de municipios de la comarca con casos activos. Xàtiva, l’Alcúdia de Crespins y Moixent eran los tres con descensos más destacados, de once, siete y seis casos activos, respectivamente. Llanera de Ranes, Cerdà y la Granja de la Costera, por su parte, pasaron ayer al grupo de poblaciones sin casos activos de coronavirus, tras dar de alta a sus últimos contagios y no registrar ninguno nuevo.

Por su parte, la Vall d’Albaida se mantiene en el nivel máximo de alerta por coronavirus, con 255,3 casos activos según la estadística de ayer. Ello pese a que volvió a registrar la mayor bajada de infecciones de las tres comarcas, con 104 afectados menos que el martes. Las cuatro poblaciones más grandes de la comarca siguen con tasas de incidencia por encima de la línea roja de 250 casos, si bien encadenan ya varios días con los contagios a la baja y ayer siguieron esta tendencia: Benigànim y Ontinyent registraron, respectivamente, descensos de 41 y 30 infecciones y se colocaron con 121 y 30 afectados. L’Olleria y Albaida, por su parte, bajaron en trece y cinco casos sus balances locales de contagios, mientras que en Agullent apareció un nuevo caso de Covid-19 tras dos semanas sin ninguna infección en la localidad.

Compartir el artículo

stats