Se pasea tranquilo hasta que nota que un humano lo está grabando con un teléfono móvil. Al oír las llamadas del hombre primero se queda quieto pero no tarda en salir corriendo y escaparse. Un jabalí deambuló anoche por las calles de Anna, un pequeño municipio de la Canal de Navarrés con poco más de 2.500 habitantes. El vídeo fue compartido por redes sociales entre los habitantes del pueblo y también llamó la atención de la Federación de Caza de la Comunitat Valenciana.

Así, en un post de la red social Facebook, desde la entidad apuntan los riesgos que conlleva la llegada de este tipo de ejemplares a localidades como Anna: "Un jabalí se ha paseado esta noche por el núcleo urbano de Anna. Desde la Federación de Caza llevamos tiempo reclamando una política integral para ayudar económicamente al sector cinegético y hacer frente a la sobrepoblación de especies como el jabalí. Riesgos como accidentes de tráfico, transmisión de enfermedades... suponen un peligro para la ciudadanía", comentan.

La caza es la única herramienta eficaz para el control poblacional

Un jabalí se ha paseado esta noche por el núcleo urbano de Anna. Desde la Federación de Caza llevamos tiempo reclamando una política integral para ayudar económicamente al sector cinegético y hacer frente a la sobrepoblación de especies como el jabalí. Riesgos como accidentes de tráfico, transmisión de enfermedades... suponen un peligro para la ciudadanía.

Posted by Federación de Caza de la Comunidad Valenciana on Wednesday, March 24, 2021

"Es algo habitual"

Pilar Sarrión, alcaldesa de Anna, atendió ayer a este diario y explicó que "es cierto que esta noche alguien ha grabado al animal aunque había toque de queda y el vídeo se está compartiendo por redes sociales. Puede que a la gente de fuera le llame la atención, pero para los vecinos del municipio es bastante habitual".

La primera edil destacó que la ubicación geográfica de la población favorece que estos animales bajen al pueblo: "hemos coordinado batidas con la sociedad de cazadores, en las que el ayuntamiento ha contribuido. Somos una localidad que puede ser azotada por este tipo de plagas, también bajan otros animales como conejos. Eso sí, cuando vienen es de noche, nunca nos los hemos encontrado de día".