Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ontinyent abre una red pionera de alquiler de bicis eléctricas

Es la primera ciudad de la Comunitat que habilita este tipo de servicio

Jorge Rodríguez, en primer plano, con una de las bicicletas eléctricas que se han instalado | LEVANTE-EMV

Jorge Rodríguez, en primer plano, con una de las bicicletas eléctricas que se han instalado | LEVANTE-EMV

«Ontibicie», la nueva red pública de bicicletas eléctricas de Ontinyent, ya está operativa. Ayer se celebró la puesta de largo del servicio, similar al conocidísimo Valenbisi activo en la capital valenciana desde hace ya años pero con la característica, en el caso de Ontinyent, de que las bicicletas de la red son en su totalidad eléctricas. Un añadido que, dada la irregular orografía de la localidad de la Vall d’Albaida, busca democratizar el uso de las bicicletas para que cualquier vecino de Ontinyent o turista de paso pueda utilizarlas. Se trata, en este sentido, de la primera ciudad de la Comunitat Valenciana —y la tercera de España, tras Madrid y Boadilla del Monte— que abre un servicio público de bicicletas eléctricas.

En total, se han habilitado 57 bicicletas para su uso por el casco urbano de Ontinyent, colocadas en cuatro estaciones fijas de carga ubicadas en puntos estratégicos: la avenida de Almansa, la avenida de Albaida, al aparcamiento de Paduana y el campus de la Universitat de València en Ontinyent. Los usuarios del servicio podrán coger y dejar las bicicletas tras su uso en estos cuatro puntos, o en alguno de los otros diez «aparcamientos virtuales» repartidos por otros tantos puntos de la localidad. Según explicó a este diario Isabel Espinós, responsable en la Comunitat Valenciana de Movus, la empresa que ha instalado el sistema de bicicletas en Ontinyent, la habilitaciónde estos puntos «virtuales» —en los que las bicicletas no se cargarán pero podrán ser aparcadas para que su uso deje de contar— representa una novedad con respecto a los servicios de Madrid y Boadilla del Monte, donde solo se instalaron puntos de carga. La experiencia de Ontinyent servirá para aplicarla en otras poblaciones de la Comunitat Valenciana, cuyos ayuntamientos ya se han interesado por instalar este tipo de servicio de transportes.

Para hacer uso de las bicicletas, cuyo motor eléctrico cuenta con una autonomía de alrededor de ochenta kilómetros, los usuarios han de registrarse a través de la web habilitada (www.ontibici.com); luego, el sistema se articula a través de una app para teléfonos móviles,a través de la que se puede consultar la disponibilidad de bicis en los aparcamientos cercanos. El consistorio ontinyentí abre dos opciones de suscripción a «Ontibicie»: una anual de quince euros y una mensual de cinco euros. El coste del servicio es de cincuenta céntimos por cada media hora de uso, que se cargan al saldo de quince o cinco euros hasta que se supera. No obstante, en el caso de la suscripción anual, los primeros treinta minutos de cada uso son gratuitos.

«Iniciamos un camino para ir dejando de lado el uso del coche»

El alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez, reivindicó ayer el «esfuerzo» que ha realizado el consistorio ontinyentí para abrir «Ontibicie» —un proyecto cofinanciado entre el ayuntamiento y los fondos europeos del IVACE— en lo que es un paso más en el «camino para ir dejando de lado el uso del coche y lograr una transformación del transporte en la ciudad», en palabras del munícipe. En este sentido, la concejal de Sostenibilitat Sayo Gandia recordó las subvenciones a la compra de bicicletas eléctricas en las que el ayuntamiento ya ha invertido 26.000 euros en los dos últimos ejercicios, ayudas de las que han podido beneficiarse ya más de ochenta vecinos y vecinas de la localidad. Rodríguez y Gandia se comprometieron a continuar cultivando políticas de este tipo.

Compartir el artículo

stats