Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Xàtiva traza un plan de ampliación del cementerio para la próxima década

Construye 223 nichos nuevos para este año pero planifica la ordenación futura del camposanto

Operarios con maquinaria trabajando en la construcción de los nichos, ayer en el cementerio | PERALES IBORRA

Xàtiva construyó el pasado 2020, en una adjudicación de urgencia, 108 nichos nuevos. Para cubrir las necesidades de este 2021 se está ejecutando la construcción de 223 nichos nuevos, unas actuaciones que vienen repitiéndose año tras año. Ante ello, el teniente de alcalde Ignacio Reig ha anunciado la redacción de un plan director para abordar «definitivamente» la ampliación del camposanto y su ordenación «para la próxima década». Un plan con el que buscan dar solución a las necesidades de espacio para enterramientos en el cementerio municipal, y evitar construcciones de urgencia.

El consistorio ha puesto en marcha ahora la construcción de 223 nichos nuevos y 56 osarios, con una inversión de 134.000 euros. Se trata de dos obras, con un plazo de ejecución de tres meses. En el primer cuerpo edificado, los nichos quedarán configurados por un bloque en una sola cara que sigue la implantación y ordenación actualmente existente, de cuatro alturas más una quinta para osarios. En el segundo cuerpo edificado, adosado al muro de cierre del cementerio, se proyectan cinco alturas, todas ellas destinadas a nichos. El sistema constructivo establecido prevé el hormigonado in situ de todo el conjunto.

Nichos prefabricados

Paralelamente, la actuación más avanzada es la construcción de 30 nichos prefabricados de hormigón armado, unas unidades que se integran en un bloque ya construido y se alinea a los que ya forman parte de la ordenación general del cementerio. Tres hileras de nichos dobles de 5 alturas cada una, completando un total de 30 nichos. La estructura está formada por piezas prefabricadas de hormigón armado, que se acoplan y se sellan una con la otra consecutivamente, hasta llegar al final de la planta de actuación. Sobre estos prefabricados y sus ejes descansa una tapa de hormigón armado de 8 centímetros de espesor, cerrando así el receptáculo, explican.

Una intervención para crear 223 sepulturas con las que «cubrimos la necesidad de nuevos nichos para todo el año 2021», concluye Ignacio Reig.

Compartir el artículo

stats