30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La incidencia del virus se estabiliza tras el puente de Sant Josep

El virus reaparece en cuatro localidades de la Canal y la Vall

Docentes en el espacio de espera del pabellón Francisco Ballester, antes de recibir la vacuna | PERALES IBORRA

Docentes en el espacio de espera del pabellón Francisco Ballester, antes de recibir la vacuna | PERALES IBORRA

La presencia del virus en el Departamento de Salud Xàtiva-Ontinyent ha llegado ya al punto mínimo de la curva de contagios. Por el momento al menos, a la espera de los avances en el proceso de vacunación. La última actualización en las cifras de casos activos que ofrece la Conselleria de Sanitat dibujó una situación epidemiológica de casi absoluta estabilidad, con el balance de las tres comarcas incrementándose en tres casos activos con respecto a la estadística de principios de semana. Se traduce de ello que el territorio habría esquivado el posible incremento de contagios posterior al puente vacacional de Sant Josep, unas fechas marcadas en rojo por las autoridades sanitarias: tan solo Barxeta ha visto crecer con virulencia la cifra local de casos, hasta ocho, y en la última semana no se ha registrado ningún nuevo caso activo.

No obstante, el territorio de las tres comarcas sí ha visto reaparecer casos de coronavirus en varias localidades que se habían librado de la enfermedad en las últimas semanas. En la actualización de ayer, cuatro nuevos municipios anotaron infecciones nuevas: Benigànim y Quatretonda (dos en este último caso), en la Vall d’Albaida, y Chella y Bicorp en la Canal de Navarrés. En la otra cara de la moneda, Moixent y Albaida dieron de alta a sus últimos vecinos contagiados, y ayer quedaron libre de casos de Covid-19 en la estadística oficial de Sanitat. En estos momentos, dieciséis municipios del territorio de las tres comarcas registran algún caso activo de coronavirus: ocho en la Costera, cuatro en la Vall d’Albaida y otros cuatro en la Canal de Navarrés.

Xàtiva, a la cabeza

En cuanto a la evolución registrada ayer en las poblaciones que ya contaban con casos activos, Xàtiva —la ciudad más afectada en estos momentos— sumó un nuevo contagio activo a su balance local, que se sitúa en trece infecciones. L’Alcúdia de Crespins tambiénregistró un contagio más, seis en total, mientras que Canals y Enguera restaron dos casos activos (para quedarse con cinco y dos, respectivamente) y Ontinyent, uno. La capital de la Vall d’Albaida ha logrado bajar de 544 infecciones activas el pasado 26 de enero a solo cinco en la actualización de ayer. La comarca registra once contagios en estos momentos, por los cinco de la Canal de Navarrés y los 37 que aún contabiliza la Costera.

Por otro lado, la actualización de ayer contabilizó un nuevo fallecimiento a causa del Covid-19 en el área de salud Xàtiva-Ontinyent. La localidad de l’Olleria registró su octava muerte desde el inicio de la pandemia, la 101ª de la comarca de la Vall d’Albaida. Entre los 61 municipios de las tres comarcas han perdido a 209 vecinos y vecinas por el Covid-19 desde marzo del año pasado.

Más de mil profesores son vacunados en el Francisco Ballester en la primera jornada

La vacunación del profesorado del área Xàtiva-Ontinyent empezó ayer a las tres de la tarde en el pabellón Francisco Ballester de Xàtiva. Un total de 1158 docentes, de centros diversos de todo el territorio, estaban citados en lo que podía leerse como un primer avance de lo que será la vacunación masiva de la población. Los resultados fueron notables: el operativo especial empezó sin incidencias, las personas citadas fueron acudiendo de forma progresiva y sin aglomeraciones. Entre los diez puntos establecidos en el Francisco Ballester se vacunaron una media de 200 personas por cada hora, cumpliendo con el ritmo necesario para que el próximo 1 de abril ya hayan recibido la primera dosis los 5700 profesores del departamento.

Según llegaba cada docente, a la entrada del recinto se le tomaba la temperatura y se le ofrecía un folleto explicativo del proceso. Tras aguardar su turno en el espacio de espera, dos enfermeros le acompañaban a cada punto de vacunación. Una vez recibida la dosis, espera otros quince minutos en precaución por si aparece alguna anomalía, y abandonaba el recinto por una puerta exclusiva de salida. Cada proceso personal tenía una duración de entre 25 y 30 minutos.

Compartir el artículo

stats