Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Montesa pone en marcha una recogida de firmas contra el parque solar

Los ecologistas piden al Consell consensuar las zonas afectadas

Torre eléctrica de la línea que cruza la sierra al norte de Montesa, en una imagen de archivo | PERALES IBORRA

Torre eléctrica de la línea que cruza la sierra al norte de Montesa, en una imagen de archivo | PERALES IBORRA

A dos semanas de que finalice el periodo de alegaciones al Proyecto Fotovoltaico Almansa I, la ventana de oportunidad por la que los municipios afectados (Moixent, Vallada, Montesa y la Font de la Figuera) pueden plantar su oposición, más y más voces de la sociedad política y civil de la comarca siguen sumándose al frente de resistencia para proteger el paisaje de la Costera, en lo que empieza a ser una movilización con pocos precendentes en este territorio,por la oposición frontal y unánime.

Así, el consistorio de Montesa ha lanzado este fin de semana una campaña de recogida de firmas entre los colectivos locales y los vecinos y vecinas. Con el documento de alegaciones municipal (centrado en varios informes de incompatibilidad urbanística y el choque del Proyecto Almansa I con la normativa local) ya listo, la sociedad civil de la población puede adherirse así a las dos reclamaciones que el consistorio de Montesa levanta ante el Gobierno: la inadmisión total del proyecto inicialmente planteado, por un lado, y el estudio de sistemas de explotación sostenibles que no degraden el entorno natural de la comarca. Los interesados aún pueden adherirse a la petición y consignar las alegaciones acudiendo al edificio consistorial, en horario de 9 a 14 horas, y a través de la página web del consistorio de Montesa.

Desde el mismo municipio, la agrupación ecologista Montesa Territori Viu trasladó el viernes en un comunicado su «oposición frontal» al proyecto de energía eléctrica. Valoraban a este respecto que la infraestructura «no es un proyecto de energías renovables sino un proyecto de depredación del territorio» que, al parecer de los ecologistas, aprovecha el «mercado de negocio» abierto con las leyes valencianas y europeas para el fomento de la energía verde. Contraponían la transición ecológica idónea, «entendida como una apuesta firme y decidida por el autoconsumo», a lo que supone Almansa I: «un macroproyecto diseñado desde un despacho de Zaragoza, sin que se tenga en cuenta a la gente que habitamos los pueblos y el territorio» aseveraba Montesa Territori Viu en su nota. Con todo ello, el grupo exige al Govern de la Generalitat Valenciana «la protección del paisaje y el territorio» y la puesta en marcha de una medida concreta: una mapificación de los terrenos en los que se pueden instalar los parques solares fotovoltaicos que cuente con la opinión de los ayuntamientos afectados.

Apoyo en Xàtiva

Por otro lado, el pleno municipal del Ayuntamiento de Xàtiva aprobó, con los votos a favor de PSPV-PSOE, Ciudadanos y Xàtiva Unida, y la abstención del PP, la moción presentada por el grupo que lidera Miquel Lorente para que el consistorio setabense muestre su rechazo a la instalación de grandes placas fotovoltaicas en la comarca de la Costera. Los portavoces municipales trasladaron su apoyo a las energías renovables pero reivindicaron que los proyectos de este tipo han de ser compatibles con la protección de su entorno.

Compartir el artículo

stats