El pleno de hoy del Ayuntamiento de Ontinyent aprobará 94 bonificaciones del 95 % del impuesto de construcciones, instalaciones y obras (ICIO) a otras tantas obras menores en inmuebles particulares, una medida que el gobierno ontinyentí lanza para potenciar la regeneración urbana y la rehabilitación de viviendas. Estas 94 exenciones se incluyen en las medidas de impulso a la economía local y al sector de la construcción, uno de los vectores de las políticas económicas que el consistorio ha lanzado en su plan ante las consecuencias de la pandemia del Covid-19.

Las bonificaciones se suman a las 443 exenciones que ya se aprobaron en 2020, muestra de que «la pandemia no ha detenido la actividad económica en la ciudad ni la solicitud de ayudas que otorga el ayuntamiento para impulsar esta actividad», en palabras de la regidora de Hisenda de Ontinyent, Natalia Enguix.

Otro de los puntos de carácter económico que se tratarán en el pleno de hoy será la aprobación de los criterios municipales que regularán el excedente que resulte de la concesión de las ayudas Parèntesi para los sectores más afectados por la pandemia, en el marco del Pla Resistir. Según avanzó el regidor de Promoció Econòmica, Juan Pablo Úbeda, la intención es que el remanente de las ayudas pueda llegar a profesionales que no pudieron optar a las subvenciones inicialmente.

Otra cuestión a abordar será la distribución de 205.000 euros en ayudas para 42 asociaciones locales de diversos tipos. En concreto, el dinero será repartido entre 33 agrupaciones culturales, vecinales y festivas, siete socioeconómicas y dos medioambientales.