30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un casco antiguo en obras: Xàtiva otorga en 4 años 287 licencias

Los permisos dependen de una comisión mixta entre el Ayuntamiento y Patrimonio - Entre enero y abril se concedieron 42

Dos operarios realizan mejoras en uno de los inmuebles del casco antiguo, ayer. | PERALES IBORRA

Dos operarios realizan mejoras en uno de los inmuebles del casco antiguo, ayer. | PERALES IBORRA

El pasado 22 de abril las lluvias y la falta de mantenimiento ocasionaron que se derrumbara parte del techo de una vivienda en el casco antiguo de Xàtiva: la antigua fonda conocida como «Casa el Margallonero». Ante lo ocurrido, el consistorio se puso en contacto con las cinco partes en las que se divide la propiedad y envió un nuevo requerimiento pidiendo una actuación de urgencia en el inmueble. Y no es el único caso, ya que también se han puesto en contacto con otros 24 dueños en dinámicas similares.

Desde el consistorio defienden que sus intenciones pasan por acelerar la regeneración de la zona y apuntan que desde 2018 se han concedido un total de 287 licencias de obras. Así, hace cuatro años se otorgaron 69 permisos. Un año después se alcanzó un aumento del 75%, llegando hasta las 121 licencias. El año pasado el dato bajó hasta las 55 autorizaciones -la pandemia afectó a todos los sectores- y en los primeros cuatro meses de 2021 se ha dado el «ok» a 42 proyectos de obras.

La concesión de las autorizaciones depende de una comisión mixta formada entre el consistorio y Patrimonio, que hace dos años pasó a ser de periodicidad mensual. Esta comisión se encarga de supervisar todas las solicitudes presentadas.

A su vez, el consistorio reforzó el año pasado el área municipal de Urbanismo con la incorporación de un equipo formado por una arquitecta y un administrativo. Desde el ayuntamiento apuntaron ayer que «su principal actividad es la inspección y tramite de licencias de obra, así como la disciplina urbanística».

Ignacio Reig, concejal de Urbanismo de Xàtiva, explicó que «cuando un propietario pide una licencia es que su intención pasa por actuar sin demora, estamos hablando de un proyecto de cierta entidad. Podría darse el caso de algún pequeño arreglo sin licencia, pero creo que el resto son mejoras de más calado. Tal es el caso de obras mayores como la renovación de tejados o fachadas como de menores, como la reforma interior de un piso». «Que se tramite este número de licencias quiere decir que sí hay gestión. Todas pasan por la comisión, que ahora coordinamos vía zoom todos los meses», comentó Reig.

Desde el consistorio apuntaron que sus intenciones pasan por dar «todas las facilidades posibles», poniendo especial énfasis en la llegada del plan especial del casco histórico, que se prevé para verano y «acelerará todos los procedimientos».

La plataforma de vecinos lleva sus protestas hasta el Castell

La plataforma en defensa del casco antiguo llevó el pasado sábado sus protestas hasta las inmediaciones del Castell de Xàtiva. Así, miembros de esta agrupación de afectados desplegaron una pancarta en la que se leía el mensaje «Xàtiva, ciutat de les mil fonts, sense aigüa potable i amb mil rebentons». Eduardo Cuñat, uno de los miembros del grupo, explicó ayer que «elegimos este emplazamiento porque el pasado día 1 era el día del trabajador y nos juntamos ya que era festivo. A todos las personas que subían con el tren y el autobús les dábamos un comunicado explicando nuestra situación y nuestras quejas por los problemas que nos ocasiona la red pública de saneamiento en el casco antiguo».

Compartir el artículo

stats