30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La protesta ante las fotovoltaicas llega a los centros educativos

La polémica sigue candente a un día del encuentro entre consistorios y promotora

Pancarta contra los proyectos fotovoltaicos colgada en el edificio consistorial de Moixent | LEVANTE-EMV

Pancarta contra los proyectos fotovoltaicos colgada en el edificio consistorial de Moixent | LEVANTE-EMV

A un día del primer cara a cara entre promotora y ayuntamientos implicados en uno de los proyectos de energía fotovoltaica que asoman sobre la Costera —el de la línea de alta tensión de Almansa I, concretamente, tal y como adelantó este periódico el pasado sábado—, el movimiento ciudadano de protesta no deja de cultivarse en las poblaciones que se verán afectadas. La concienciación al respecto ya ha llegado incluso a las clases de escuela e institutos: según ha podido saber este diario, alumnos y alumnas de varios centros de la Costera —mayores de 16 años— se han sumado a las diversas recogidas de firmas que se han puesto en marcha en las localidades. Un hecho que denota el gran alcance alcance de la movilización ciudadana ante estos proyectos empresariales, movilización que ya no cuenta con precedentes en este territorio.

El análisis de esta polémica por parte del sector más joven de la población de la Costera no se queda en el acto de la firma para apoyar las alegaciones ante los proyectos de energía verde. Profesores del territorio han incorporado el debate sobre la implantación de estas infraestructuras a sus clases, para hacer hincapié ante el estudiantado en la conveniencia de implicarse en cuestiones relativas al entorno más cercano, por un lado, y en la importancia de estudiar a fondo toda propuesta ante la posibilidad de que no conlleven unos efectos tan positivos como pueda parecer en un principio, por otro, según trasladan los mismos docentes.

Por otra parte, la recogida de firmas sigue recabando apoyos con el paso de los días. Según informó ayer a este diario el alcalde de Moixent, Guillermo Jorques, la campaña puesta en marcha por el consistorio de la localidad ya ha logrado aglutinar alrededor de medio millar de signaturas, a las que hay que sumar las recogidas por Acció Ecologista Agró. A esta acción se ha sumado otra más visible: la colocación de una pancarta en el balcón del edificio consistorial del municipio, con el lema «No a les torres d’alta tensió».

Duplicidad en la alta tensión

Por otro lado, el grupo ecologista Montesa Territori Viu emitió el pasado fin de semana un comunicado en el que criticaba la puesta en marcha de la línea de alta tensión entre Almansa y Montesa en el marco del Proyecto Solar Fotovoltaico Almansa I, al conocer la existencia de otra subestación al oeste de la localidad albaceteña, y a veinte kilómetros de distancia por los 35 que le separan de la subestación prevista en Montesa. Asimismo, también desvelaban la existencia de dos parques solares y otra subestación eléctrica a cuatro kilómetros del emplazamiento previsto para Almansa I. Montesa Territori Viu denuncia que en el proyecto en exposición pública no se nombre en ningún momento estas alternativas, y airean sospechas sobre «las intenciones reales» tras la infraestructura. «Cada vez más voces de la comarca especulan con que el objetivo final es la creación de una nueva línea para la evacuación de la energía producida por nuevos macroproyectos», trasladan, unas sospechas a las que los ecologistas se suman. Piden, así, que la Conselleria de Agricultura de la Generalitat Valenciana se pronuncie en contra de la parte del proyecto que cae sobre la Comunitat, y anuncian una recogida de firmas para alegar contra el proyecto de Almansa I.

Compartir el artículo

stats