Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Correos evita dar servicio a residentes pese a rotularse las calles hace cuatro años

Vecinos de la urbanización El Mistero de Xàtiva pagan con su dinero un código postal nominal para poder recibir las notificaciones oficiales

Vecinos de El Mistero pasean por una de las calles rotuladas en 2017. | PERALES IBORRA

Vecinos de El Mistero pasean por una de las calles rotuladas en 2017. | PERALES IBORRA

Es una de las partidas pertenecientes a la zona de Bixquert. Está poblada por parcelas de viviendas unifamiliares. El ayuntamiento rotuló en 2017 sus arterias con nombres como el de la calle de la Font Voltada, de Bernard Olomar, Berenguer d’Àger o de los Ballester Navarros con el objetivo de facilitar las tareas de servicios básicos como las emergencias sanitarias y el correo postal.

Han pasado cuatro años y las ambulancias sí llegan sin problemas. Pero no hay noticias del cartero. «Nos hemos reunido con representantes de los distintos partidos que han mandando en el ayuntamiento durante los últimos tiempos. Incluso, lo hicimos con el alcalde actual Roger Cerdà. Les hemos comentado la situación, pero todo ha seguido igual». Quién habla es Eliseo Vercher, que presidió la asociación de vecinos de la partida el Mistero hasta hace dos años.

Apunta que es una situación compartida con el resto de vecinos regulares de la zona y que se ha visto obligado a pagar un código postal nominal para poder recibir notificaciones oficiales: «Pago uno yo y otro mi mujer, ya que no se pueden compartir. Tenemos que bajar a Xàtiva y recoger las cartas en Correos. No quieren subir», comentó ayer.

La situación le ocasiona un gasto anual cercano a los 100 euros al mes: «Antes, las calles no tenían nombre y podemos entender que decidieran no venir. Ahora no es así. Es un servicio que tienen los ciudadanos de otras zonas y que a nosotros no se nos da», expone. Vercher también denuncia la falta de limpieza general, algo común en Bixquert: «Solo pedimos que nos traten como al resto. En mi caso pago un IBI bastante elevado, quiero unos servicios acordes a esa cantidad», expuso.

Reunión con Correos

En el ayuntamiento de Xàtiva son conscientes de la situación que se vive en la partida El Mistero. Nacho Reig, concejal de Urbanismo, confirmó ayer que ha mantenido reuniones con el director de la oficina local para intentar llegar a una solución: «No es una competencia nuestra y nos dicen que por densidad de población no están obligados a cubrir el servicio del correo postal en El Mistero. Se acogen a los mínimos por ley».

En épocas anteriores se llegó a diseñar un proyecto para instalar una buzones en la partida. Ninguna empresa se presentó y al final la iniciativa no fructificó. Reig comentó que «creo que era un proyecto mal diseñado. No puedes apostar por una instalación de este tipo en una parcela que no esté vigilada constantemente, por ejemplo. Sino hay un control es fácil que a los pocos días te lo encuentres todo vandalizado».

Compartir el artículo

stats