El Ayuntamiento de Xàtiva ha decidido controlar el aforo de las zonas adyacentes de la Plaça del Mercat durante todos los sábados del presente mes de mayo. Así desde el consistorio apuntan que «el pasado sábado 1 de mayo se produjo una afluencia desmesurada de público en esta zona de ocio, provocando una situación indeseable para todos los residentes del municipio».

Comentan que los representantes de locales de ocio han hecho llegar hasta el ayuntamiento su «preocupación» ante lo sucedido: «El objetivo es evitar que se repitan este tipo de situaciones».

Así, durante todos los sábados del mes de mayo -inicialmente- se llevará a cabo un control del número de personas que podrán acceder la zona del Mercat y calles adyacentes, en horario de mayor afluencia de público. Para hacer efectivo ese control de aforo, se habilitarán dos puntos de entrada y salida. El primero estará ubicado en la calle Pi y el otro se situará en la calle Matilde Ridocci. Residentes, clientela de comercios y de restaurantes con reserva previa tendrán prioridad de acceso a la zona.

Además, desde el consistorio también anuncian que se comprobará el cumplimiento de las medidas de seguridad establecidas por la autoridad sanitaria: «Se controlará la obligación de llevar mascarilla, se evitará que el consumo se produzca en medio de la calle y fuera de las zonas debidamente delimitadas y se velará para que no se sirva en las barras de los establecimientos o se deambule por la zona de manera inadecuada», apuntan.

Refuerzo policial

Para aplicar estas medidas, se ha establecido un refuerzo de los efectivos policiales destinados al efecto, que serán distribuidos en varias patrullas de los distintos cuerpos policiales que operan en la ciudad y que serán los encargados de comprobar el cumplimiento de las medidas.

«El Ayuntamiento toma esta decisión con la intención de que sea beneficiosa para todos y con el objetivo de para garantizar unas condiciones adecuadas para el desarrollo de la actividad de ocio en la ciudad».