Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cinco municipios de la Vall se agrupan para prestar juntos la ayuda a domicilio

Atenderá a unos 25 dependientes

Imagen de archivo de una dependiente con su cuidadora | MARIA TORRES

Imagen de archivo de una dependiente con su cuidadora | MARIA TORRES

La dificultad de los municipios pequeños y poco habitados para hacer frente a la prestación de servicios desde los mismos consistorios, especialmente aquellos de servicios sociales que requieren de gran inversión pública, ha motivado la unión de cinco localidades de la Vall d’Albaida para gestionar un servicio de ayuda a domicilio (SAD) conjunto. El municipio menos poblado de la comarca, Sempere, con 30 habitantes según datos del INE del 1 de enero de 2020, junto con Benissuera (185) Alfarrasí (1.219), Montaverner (1.635) y Aielo de Malferit (4.625) se han unido en la asociación AMABS para prestar de manera conjunta a sus más de 7.000 habitantes el servicio de ayuda a domicilio a las personas dependientes, que tengan reconocido un grado de dependencia. Para ello cuentan este año con una ayuda de la Conselleria d’Igualtat de 230.000 euros. El servicio se ha licitado ahora por 136.500 euros, para los meses de junio a diciembre de este 2021, presupuesto que se cubrirá con parte de la subvención recibida, ya que el importe restante de la ayuda se ha invertido en los primeros meses de este año, según explicaba ayer Juan Rafael Espí, alcalde de Aielo de Malferit, la localidad más poblada de las cinco agrupadas, y que gestiona la ayuda y el servicio. De hecho la licitación del servicio para lo que resta de año ha sido publicada por este consistorio.

La agrupación de estos cinco municipios, que se extiende, además de al SAD a otros servicios sociales, «permite una atención más directa y una mejor prestación», afirmaba ayer Espí, que defendía así los beneficios de trabajar de manera agrupada entre varios municipios. El primer edil aieloner destacaba que la unión de las cinco localidades ha permitido incrementar la dotación de personal para atender el servicio y explicaba que su localidad contaba con dos trabajadores sociales antes de la agrupación, y el resto de municipios con uno para las cuatro. Ahora, con la agrupación de los cinco pueblos, disponen de 4 trabajadores sociales, se ha incorporado uno más, y además han sumado un asesor jurídico (con el 50 % de la jornada).

El servicio de ayuda a domicilio —que contempla atender a 25 usuarios en las cinco localidades— comprenderá la atención personal de actividades de la vida diaria como cuidados personales relacionados con la higiene, los cuidados y la limpieza personal, así como la atención de las necesidades domésticas o del hogar.

Seguimiento personal municipal

El equipo que prestará el servicio estará formado por un coordinador/a y 8 auxiliares que trabajarán cuatro horas diarias. Estos recibirán de los equipos de servicios sociales municipales las indicaciones pertinentes sobre las necesidades y características de las personas usuarias, y, además, el personal técnico de los ayuntamientos realizarán un seguimiento periódico, mientras dure el contrato, de la prestación del servicio.

Compartir el artículo

stats