Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ofensiva "postal" para agilizar la compra de suelo en Navarrés

La promotora de las placas solares remite contratos cerrados que triplican la oferta inicial

Propietarios de una finca de regadío, por la que han recibido ofertas de compra por parte de la promotora de la planta solar de Navarrés. | PERALES IBORRA

Propietarios de una finca de regadío, por la que han recibido ofertas de compra por parte de la promotora de la planta solar de Navarrés. | PERALES IBORRA

Los contratos redactados, todos los puntos cerrados, y los datos personales de los propietarios ya incluidos. Los agricultores de Navarrés tan solo han de estampar su firma en el documento para rubricar la cesión de sus terrenos a la promotora. El pasado lunes recibieron, directamente en los buzones de sus casas, el contrato de compraventa de sus terrenos en el Campo de la Luz, ubicación donde se proyecta un parque solar fotovoltaico. Una acción agresiva, en términos comerciales, que preocupa a parte de los labriegos afectados debido a la impresión que puede extraerse: la seguridad absoluta, por parte de la empresa, sobre que la infraestructura eléctrica acabará construyéndose, pasando por encima de los propietarios que no quieran vender sus terrenos.

El documento sorprendió a todos los que lo recibieron por estar prácticamente cerrado a falta de la firma. Además, la oferta económica por los terrenos aumentaba sustancialmente con respecto a la recibida inicialmente: el montante por hectárea de terreno de secano se cuadruplicaba (de 2.500 a 10.000 € y el del terreno de regadío, se multiplicaba por tres (de 5.000 a 15.000 € por hectárea). Además, la promotora se compromete a formalizar la compra ante notario antes del 30 de noviembre, dentro de algo más de seis meses.

«Sorprende mucho haberlo recibido ya todo redactado, con los datos personales puestos, y en casa. No sé si se puede hacer algo así», aseveraba a este diario uno de los propietarios navarresinos, que insistía en la «enorme preocupación» de la familia por la posibilidad de que la planta solar salga adelante y pueda comportar la expropiación de sus terrenos.

Propiedad enturbiada

La compradora de los terrenos es Lumina Fotovoltaica SL, entidad tras la que aparecen como administradores José Luís Chorró y la empresa Smartenergy —administrada, a su vez, por Chorró—. Este empresario aparece vinculado a 63 sociedades, la mayoría de ellas relacionadas con la energía eléctrica. Como ocurre con los proyectos solares de la Costera, la propiedad tras de la planta de Navarrés se pierde por entre una enmarañada red empresarial.

El consistorio insiste en las garantías del plan local

«Hemos sido los primeros sorprendidos, cuando vino un vecino a enseñarnos la carta que había recibido. No hemos recibido, en absoluto, ninguna notificación por parte de la empresa». Eran las palabras de Estela Darocas, alcaldesa de Navarrés, que por otra parte señalaba que el proceso de compraventa era un asunto entre promotora y agricultores en el que el consistorio navarresino no puede inmiscuirse, de momento. «La primera oferta por los terrenos era muy baja, supongo que ahora estarán siguiendo con su estrategia», trasladaba Darocas, preguntada por una valoración de la acción de la promotora. La alcaldesa insistió en que los requisitos que marca la legislación municipal sobre el Campode la Luz (como un terreno mínimo de 50.000 metros cuadrados para poder construir una explotación) ofrecen garantías a los propietarios, negó la posibilidad de expropiación —«fue un requisito de la Generalitat para probar el Plan»— y añadió que «la mayoría» de propietarios no están dispuestos a vender.

Compartir el artículo

stats