Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Xàtiva comprará el pozo y asumirá la gestión del agua en el Carraixet

El alcalde anuncia el acuerdo a los vecinos, que el próximo año pagarán el recibo al ayuntamiento

Uno de los caminos de acceso a viviendas de la zona del Carraixet de Xàtiva.  | PERALES IBORRA

Uno de los caminos de acceso a viviendas de la zona del Carraixet de Xàtiva. | PERALES IBORRA

La falta de agua potable que sufren los vecinos del Carraixet está más cerca de solucionarse. El Ayuntamiento de Xàtiva comprará el pozo que ahora abastece a los vecinos de esta zona del diseminado, un depósito privado y a cuyo propietario abonan los residentes el servicio del agua. Con la compra, el consistorio asumirá la gestión directa del servicio, un proceso en marcha y que los vecinos ya conocen. El alcalde, Roger Cerdà, les trasladó y detalló las gestiones que se están llevando a cabo para la compra y la potabilización del agua, en una reunión celebrada días atrás. Los trámites se desarrollarán en los próximos meses y la gestión directa será efectiva el próximo año, a partir del 1 de enero de 2022 los residentes en el Carraixet pagarán el recibo del agua al ayuntamiento, aunque fuentes municipales afirman que el proceso podría adelantarse y en el tercer trimestre de este 2021 los vecinos ya abonen el servicio directamente al consistorio.

El próximo paso será aprobar, en un pleno municipal durante la primera quincena de junio, la compra del pozo. Una adquisición que, según ha podido saber este diario de fuentes municipales, se ha acordado por 400.000 euros, incluyendo la construcción de la planta desnitrificadora del agua. El ayuntamiento pagará en varios plazos la compra, y tras hacer efectivo el primero de estos pagos el ayuntamiento podrá clorar el agua las 24 horas al día, con lo que los vecinos ya podrán hacer uso de un agua que, pese a que aún tendrá nitratos y no será apta para beber, sí podrá usarse para otras necesidades básicas. En el último trimestre de este año el pozo pasará ya directamente a ser propiedad municipal, iniciando así la facturación del servicio con los vecinos, que en todo caso será municipal a partir del 1 de enero del próximo año. Los presupuestos de Xàtiva de 2022 incluirán la partida económica para la construcción de la planta desnitrificadora, señalan fuentes municipales, y con su ejecución, a lo largo del próximo año, la planta permitirá que el agua sea totalmente potable, para consumo humano. Por su parte, el propietario tendrá agua para el riego de un pozo privado alternativo.

Resolución de situación compleja

El problema del agua en el Carraixet se ha prolongado durante años por la situación compleja que presentaba. La falta de agua potable ha sido abordada por el consistorio y el ejecutivo de Roger Cerdà barajó varias alternativas para buscar soluciones, a partir de un estudio que analizó las diferentes posibilidades. Se contempló llevar el agua a la zona desde el núcleo urbano de Xàtiva, también desde la pedanía de la Torre de Lloris, e incluso desde la vecina localidad de Manuel, próxima a la zona diseminada del Carraixet. Pero todas ellas suponían un elevado coste económico, por encima de los 500.000 euros, por lo que el gobierno municipal buscó otras alternativas más económicas. La posibilidad de llevar a cabo la desnitrificación del pozo abrió la puerta a contemplar su compra y asumir el servicio del agua por parte del ayuntamiento. La voluntad del gobierno municipal de resolver el problema y ofrecer una solución a los vecinos se ha materializado con el proceso iniciado para la gestión directa del servicio. Los vecinos vislumbran ya la solución y el fin de la falta de agua potable en el Carraixet.

Compartir el artículo

stats