Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Xàtiva proyecta 16 operaciones de «acupuntura urbana» en el casco viejo

El plan de protección tiene como premisa la preservación de la trama actual, manteniendo las alineaciones históricas de las calles y apostando por la demolición de edificios aislados y en ruina

Imagen de archivo de la calle Ánimes, donde se prevé ejecutar mejoras. | PERALES IBORRA

Imagen de archivo de la calle Ánimes, donde se prevé ejecutar mejoras. | PERALES IBORRA

La fisonomía del núcleo antiguo de Xàtiva cambiará durante los próximos años. Así lo prevén los redactores del Plan Especial de Protección (PEP) del centro histórico, documento que eleva a 578 el número de edificios protegidos y que será aprobado después del verano si se cumplen las previsiones iniciales. Tomando la preservación de la mayoría de los elementos actuales como premisa base, los responsables de la iniciativa plantean hasta 16 operaciones de «acupuntura urbana» en esta parte de la ciudad.

El objetivo principal de los trabajos es la conservación de la trama urbana a través del mantenimiento de las alineaciones históricas de las calles, «a excepción de casos especiales». También se propone la apertura de nuevas zonas aprovechando solares urbanos y la demolición de edificaciones aisladas en ruina.

Entre las operaciones de cirugía urbanística a ejecutar destacan la creación de una plaza usando los espacios vacíos que hay entre las calles Trobat y Arrapades, la apertura de una conexión entre las arterias Bernisa y Sant Gaietà, la mejora de espacios para potenciar la transición entre la ciudad y la montaña entre las arterias Ànimes y Menor Costa y la utilización de los solares abandonados que hay en la subida a Bixquert. En todos estos ejemplos se apuesta por mantener la lógica y la escala del tejido urbano propio del municipio.

Infraestructura verde

Las actuaciones de «acupuntura urbanística» previstas se suman a otras propuestas relacionadas con el aumento de elementos de vegetación. Estos nuevos ejemplos de infraestructura verde se ejecutarán, por poner dos ejemplos, a través de trabajos de dignificación en los accesos de la montaña y la prolongación del eje de la Albereda al este y oeste.

Por último, también se plantea la posibilidad de darle un uso cultural al Castell. Los redactores del PEP creen que podría integrarse entre los equipamientos de uso ciudadano a través de una programación continuada de eventos de tipo lúdico o educativo.

Reactivación temporal de solares o edificios abandonados

Otro de los caminos que plantean los arquitectos del plan de protección del centro histórico de Xàtiva pasa por la reactivación de solares o edificios abandonados a través de cesiones temporales a asociaciones o colectivos. Piden, eso sí, que «se garantice la renovación y el mantenimiento del espacio» y que las actividades a realizar sean de interés público. Otro de los problemas que se aborda en el documento se refiere al aparcamiento de los vehículos que usan a diario los vecinos del casco antiguo. Así, además de los ya existentes, se propone la construcción de párkings en varios edificios ubicados en parcelas de las calles En Gay, San Vicente, Avenida Selgas y Bernisa. Se emplazarían tanto en isletas como en bajos de inmuebles de la zona del casco viejo.

Respecto al debate sobre el tráfico rodado, su conclusión es nítida: «Es una necesidad, sobretodo por la repoblación y habitabilidad de estos barrios».

Compartir el artículo

stats