Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fontanars alega contra la supresión de una unidad de infantil y dos docentes

Educació plantea agrupar alumnos de 4 y 5 años en una sola clase y prescindir de dos maestras, una de ellas de apoyo a un niño con necesidades escolares

Alumnos, padres y profesores concentrados en el patio del colegio contra la supresión. | LEVANTE-EMV

Alumnos, padres y profesores concentrados en el patio del colegio contra la supresión. | LEVANTE-EMV

Unas 900 firmas en un municipio de 959 habitantes (INE de 2020), contra la supresión de una unidad de infantil de colegio. Fontanars dels Alforins dice así, alto y claro, «no» al arreglo escolar provisional planteado por la Conselleria d’Educació que contempla la supresión de una unidad de infantil en el CEIP Comte Salvatierra de Álava, agrupando dos cursos —de 4 y 5 años— en una sola clase, y prevé prescindir de dos maestras, dejando el aula con un solo docente frente a los tres actuales. Además, en uno de los dos niveles educativos afectados hay un alumno con necesidades especiales, con una discapacidad reconocida, que hasta ahora recibe el apoyo de una maestra. El próximo curso dejaría de recibirlo, al suprimirse esta maestra de apoyo.

La movilización de la comunidad educativa, con el respaldo del ayuntamiento y del pueblo, ha tomado todas las vías posibles para evitar una medida que, según denuncian, afectaría a la calidad educativa y al programa de inclusión que lleva a cabo el centro educativo. La dirección del colegio Comte Salvatierra de Álava y el consistorio han remitido un escrito de reclamación a la conselleria.

El AMPA de la escuela, por su parte, envió ayer otro escrito a Educació exponiendo el deterioro educativo que supondrá para sus hijos la supresión de la unidad. Un escrito que han acompañado con un aval de más de 900 firmas de apoyo de los vecinos. Las familias exponen que con la supresión de la unidad y la agrupación en una sola clase, sus hijos «no podrán recibir una educación de calidad como la que han recibido este curso, por el elevado número de alumnos de dos niveles diferentes que habrá en la clase agrupada». Destacan que el alumno con necesidad de apoyo, con la supresión «no tendrá acceso a una verdadera situación de inclusión, tal como garantiza la ley actual». Señalan que en el presente curso, este alumno ha experimentado «una mejora espectacular en su proceso de aprendizaje y socialización» gracias al trabajo de las maestras y del centro, un proceso que se truncaría con el recorte. El AMPA pide que se siga apostando por la inclusión de este alumno en la escuela.

La supresión de la unidad supondrá agrupar 18 alumnos de dos años distintos, atendidos por una sola maestra, «una carga inasumible» para un docente, exponen. La presidenta del AMPA, Maite Fita, explicaba ayer a Levante-EMV que Educació «suprime la unidad acogiéndose a la ratio, que se fija en 20 alumnos. Pero no tiene en cuenta que hay un alumno con necesidades especiales», y afirmaba que «nuestros hijos no son números. Son niños que tiene un proceso de madurez y aprendizaje que requiere de una atención personalizada como la que han recibido hasta ahora y que queremos que continúe». La presidenta del AMPA ponía de manifiesto que si se ejecuta la supresión de la unidad de infantil, el recorte se arrastrará los próximos cursos en niveles superiores.

Maite Fita expresaba la satisfacción del AMPA y del colegio por el respaldo del pueblo, «estamos muy contentas por el apoyo recibido, todos se han volcado». Fita afirmaba que «alegaremos donde haga falta para que el arreglo provisional no sea definitivo». «Fontanars es un pueblo pequeño, con pocos recursos, pero nuestros hijos reciben una educación muy buena en la escuela, somos conscientes de que somos unos privilegiados, y no queremos perderlo». Maite Fita apelaba ayer a la apuesta que hace la conselleria por una educación de calidad e inclusiva y manifestaba que «en Fontanars la tenemos. No la supriman», reclamaba la presidenta del AMPA.

Un colegio con un programa educativo de gran calidad

El colegio público Comte Salvatierra de Álava de Fontanars dels Alforins tiene una aula de 3 años con 9 niños y dos maestras, una de ellas de apoyo a un alumno con necesidades especiales; y una aula de 4 años, con una maestra para 8 niños. Una ratio que contribuye a una educación de mejor calidad, afirman desde el AMPA del centro. Resaltan también que los escolares de 4 años han iniciado la lectoescritura «con muy buenos resultados. Un aprendizaje que se vería interrumpido con la agrupación de dos niveles en una clase», advierten los padres.

Compartir el artículo

stats