Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Dimos 16 hanegadas de campos para el polígono y solo hemos visto papeles»

Antonio Baeza y Encarnación Molina vieron una oportunidad en el fallido proyecto industrial de Montesa, que el ayuntamiento quiere recuperar ahora

Antonio Baeza posa junto a la documentación que fundamenta sus caso particular. | MIGUEL ÀNGEL MONTESINOS

Antonio Baeza posa junto a la documentación que fundamenta sus caso particular. | MIGUEL ÀNGEL MONTESINOS

Antonio Baeza y Encarnación Molina cedieron hace catorce años un total de 16 hanegadas de tierras de cultivo a una empresa privada. Y lo hicieron a cambio de la titularidad de dos solares de 1.000 metros de extensión en el polígono industrial que se proyectaba construir a la salida de Montesa. La burbuja no había pinchado y esta práctica era habitual en este tipo de iniciativas. Sin embargo, el crack inmobiliario se llevó por delante a la firma responsable de la urbanización de los terrenos. Y las promesas. Solamente se construyó una nueva rotonda, más amplia que la anterior.

Cartel que indica el acceso al polígono, con el castillo al fondo. | PERALES IBORRA

«Mi mujer heredó unas tierras en la localidad y nosotros aceptamos los términos de la firma privada. Tras la quiebra, lo único que hemos hecho ha sido pagar más de 2.700 euros en impuestos, pero no hemos visto nunca las parcelas. Allí se quedó todo igual», comentó ayer el afectado.

Su historia se repite a lo largo y ancho de la geografía valenciana: las empresas privadas planearon proyectos durante los años de bonanza. La crisis se lo llevó por delante y solo quedan los damnificados. Además del consistorio, cuatro propietarios más esperan que algún día se proyecte el fallido polígono de Montesa.

«Hemos leído que la Mancomunitat quiere revitalizar los espacios industriales de la comarca y queremos que no se olviden de Montesa», apostilló Baeza. El proyecto planteaba una ocupación cercana a las 80.000 metros y un presupuesto superior a los dos millones de euros.

Estudios de viabilidad

Analía Juan es la actual alcaidesa de Montesa. Ayer atendió a este periódico y explicó que el municipio se ha adherido al pacto de la Mancomunitat y que sus intenciones pasan por recuperar el polígono: «En 2017 ya invertimos 350.000 euros ara asumir el proyecto. Hace meses encargamos unos estudios de viabilidad, queremos conocer las posibilidades. Hay que hacer las cosas bien».

«Nuestro objetivo es trabajar sin incurrir en ilegalidades o quedarnos endeudados. Los fondos europeos son una posibilidad a tener muy en cuenta. Si se apuesta por la industralización de la comarca, Montesa quiere participar en esa hoja de ruta», expuso la portavoz municipal.

Eso sí, quiso matizar el escenario a desarrollar: «Se habla de dos millones de euros y esa es una cantidad que dobla el presupuesto de Montesa. No vamos a endeudarnos si no hay un camino claro». «El proyecto fallido del polígono es una herencia y estamos intentando trabajar para darle salida», finalizó la alcaldesa.

Compartir el artículo

stats