Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Doce firmas de arquitectura optan al diseño del centro Raimon de Xàtiva

El jurado del concurso elegirá mañana a los cinco finalistas que podrán presentar sus proyectos

Interior del convento de Santa Clara, en una visita realizada hace dos años. | PERALES IBORRA

Interior del convento de Santa Clara, en una visita realizada hace dos años. | PERALES IBORRA

Doce empresas de arquitectura han formalizado su participación en el concurso internacional que el ayuntamiento de Xàtiva convocó para diseñar el futuro Centre Raimon d’Activitats Culturals (CRAC), que se emplazará en la parte noble del céntrico convento de Santa Clara.

El jurado -de carácter eminentemente técnico- se reunirá mañana de forma oficial por primera vez. Está compuesto por cuatro arquitectos, un arqueólogo y un historiador de arte, que han sido designados por diferentes administraciones. Serán los encargados de examinar las credenciales presentadas por cada una de las firmas y elegir a las cinco finalistas. Una de ellas será la responsable del proyecto que permitirá adecuar esta importante dotación cultural del municipio de Xàtiva.

Todos los equipos multidisciplinares que se han interesado por la iniciativa pudieron visitar el convento durante el mes pasado. Además, también se ha cumplido el plazo previsto para la presentación de dudas por escrito, que fueron contestadas por los técnicos municipales vía telemática.

Ahora, el objetivo es ir superando los trámites legales que permitan que Xàtiva cuente con este nuevo espacio cultural.

El calendario estimado por el consistorio pasa por licitar las obras a lo largo de este año, para que los trabajos de rehabilitación comiencen en 2022. Así lo confirmó ayer a Levante-EMV Ignacio Reig, concejal de Urbanismo de Xàtiva: «Esas son nuestras intenciones. Se trata de un equipamiento cultural muy importante para la ciudad y queremos que se pueda usar cuanto antes».

Reig destacó la importancia del CRAC, apoyándose en los nueve millones de presupuesto, que se sufragarán entre el ayuntamiento, la diputación y la Generalitat: «Es una de las dotaciones más importantes que se han proyectado en el municipio. Aparte de acoger el legado de Raimon y Annalisa también será sede de la fundación. Se convertirá en un espacio de primer nivel, muy superior en extensión -por ejemplo- a la actual Casa de Cultura, a la que triplica en superficie total».

El futuro CRAC ocupará una porción del Real Monasterio de Santa Clara. Se trata de la parte interior, que ocupa las alas este y sur y el patio. El visitante se encontrará una instalación con diferentes funciones, un espacio multi-usos.

Así, se han proyectado diferentes áreas en la «zona noble» del convento. Se construirá un auditorio de pequeño formato que permita desarrollar representaciones musicales, conferencias y actividades formativas, con una capacidad para un máximo de 300 espectadores.

También se construirá una sala para ensayos protegida acústicamente, un espacio expositivo permanente y otro modular. Y es que el legado relacionado con la trayectoria del cantante (discos, manuscritos, partituras, libros...) -propiedad de la fundación- se concentrará en este privilegiado enclave. «Queremos darle el reconocimiento que se merece», apostilló ayer Reig.

El cantautor que Xàtiva sí honró hace seis años

Raimon recibió el título de «hijo predilecto» de Xàtiva en 2015, con el nuevo gobierno socialista al mando. Quedaban atras controversias con el anterior ejecutivo de Rus. El alcalde popular sí le contrató en 2002, pero luego protagonizó una agria polémica ocho años después, aireando lo que el autor de «Al vent» cobraba por actuación. Ahora, los lazos sí son estrechos. Son otros tiempos.

Compartir el artículo

stats