La gratuidad del servicio de autobús urbano de Ontinyent y el servicio público de bicicletas eléctricas Ontibici fue puesto como ejemplo de buenas prácticas por parte de las arquitectas urbanistas de Col·lectiu Punt 6 para lograr una ciudad inclusiva e igualitaria. Lo hicieron en la jornada formativa que este grupo dirigió el pasado fin de semana, dirigida al personal técnico del consistorio ontinyentí y al público en general y centrada en detallar las líneas maestras de lo que se conoce como urbanismo feminista.

Según afirmaron Blanca Valdivia y Adriana Ciocolleto, del Col·lectiu Punt 6, introducir las perspectivas de género en el urbanismo es «colocar la sostenibilidad de la vida en el centro, y tratar temas de manera transversal como las curas, la percepción de seguridad y la toma de decisiones en el urbanismo».

La jornada, impulsada por la concejalía de Igualtat con el apoyo del área de Urbanisme y la Associació d’Arquitectes de Onitnyent, contó con la participación como público del personal de los departamentos de Serveis Socials, Medi Ambient, Educació, Oficina Técnica, Obresy Policia Local. También acudieron las concejalas de Sostenibilitat y de Transport, Sayo Gandia e Imma Ibáñez. El alcalde, Jorge Rodríguez, agradeció la implicación del personal técnico municipal y su voluntad de «formarse incluso después de muchos años».