Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El plan contra incendios de Xàtiva prevé 1,3 millones en inversiones

La Diputación y la Generalitat asumirán el grueso de las partidas previstas en el documento

Un medio de extinción de incendios actúa en un foco declarado en un terreno forestal de Xàtiva. | PERALES IBORRA

Un medio de extinción de incendios actúa en un foco declarado en un terreno forestal de Xàtiva. | PERALES IBORRA

El Plan Local de Prevención de Incendios Forestales (PLPIF) del término municipal de Xàtiva prevé una inversión de 1.358.849 euros en quince años, según las previsiones iniciales. En el documento se explica que el ayuntamiento asumirá el 18,5 % de las partidas -251.547 euros- y serán otras administraciones como la Diputación de Valenciana y la Generalitat Valenciana quienes sufragarán la mayor parte del presupuesto.

El proyecto fue aprobado oficialmente el pasado jueves 27 de mayo por la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica en una resolución publicada en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV). El ambicioso plan tiene una vigencia inicial de 15 años, con revisiones parciales cada lustro. Una vez aprobado, el consistorio tiene la obligación de adaptar sus propias ordenanzas a las disposiciones de este programa.

En realidad, el ejecutivo setabense lo que hace es cumplir con la normativa. De hecho, la fiscalía de Medio Ambiente ya ha avisado durante los últimos años que carecer de este documento podría constituir un delito.

A lo largo y ancho del territorio valenciano, los ejecutivos municipales se han visto obligados a cumplir con la ley ante las amenazas de investigaciones penales. Xàtiva culmina ahora todo el proceso, tras aprobarse el PLPIF en el pleno municipal celebrado en octubre del año pasado.

El plan ha sido redactado por una consultora especializada y detalla que la localidad setabense cuenta con 2.757,64 hectáreas de superficie forestal. Los dos objetivos principales de las diversas iniciativas que contiene que centran en la necesidad de «minimizar el número de incendios producidos por causas antrópicas» y «minimizar los daños derivados de un incendio forestal». Para ello, se detallan una gran cantidad de tareas a ejecutar. Destacan las posibilidades de confeccionar perímetros de pirojardinería en las superficies forestales -realizar una adecuada selección de plantas que sirvan de muralla natural contra incendios-, planificar iniciativas de sensibilización entre diferentes colectivos o fortalecer la plantilla de efectivos especializados contra el fuego.

Camáras de vigilancia en terreno forestal

Una de las iniciativas a llevar a cabo dentro de este ambicioso plan pasa por instalar cámaras de vigilancia en dos puntos forestales del término municipal de Xàtiva. Se elegirán zonas donde se han registrado más incendios en los últimos tiempos. Los arquitectos del PLPIF apuestan por invertir un total de 12.000 euros -6.000 por unidad- para que estos dispositivos transmitan en tiempo real. También se defiende la necesidad de instalar estos equipamientos en terrenos o edificios cuyos titulares actuales sean las administraciones públicas.

Compartir el artículo

stats