Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estantes en las escaleras evidencian la falta de espacio en la biblioteca de Xàtiva

El director, César Pla, niega esa vinculación pero reconoce la carencia de sitio y afirma que la ampliación está prevista «a finales de 2022 o principios de 2023»

Estanterías en las escaleras de acceso a la biblioteca de Xàtiva, en una imagen de ayer. | PERALES IBORRA

Estanterías en las escaleras de acceso a la biblioteca de Xàtiva, en una imagen de ayer. | PERALES IBORRA

La falta de espacio en la biblioteca de Xàtiva es una vieja reivindicación de la dirección del servicio cultural municipal, una insuficiencia que algunos usuarios manifestaron ayer a este diario después de que la agencia de lectura haya sacado estanterías con libros a la escalera del edificio. Varios estantes llenos de libros se han distribuido en los escalones de la última planta del edificio que la agencia de lectura comparte con el Círculo Setabense, un céntrico inmueble en la Albereda Jaume I.

La biblioteca ocupa la segunda, tercera y cuarta plantas del edificio, mientras que el Círculo Setabense ocupa la primera. El director de la biblioteca, César Pla, negó ayer que la presencia de estanterías en la escalera se deba a la falta de espacio y dijo que los estantes, «con enciclopedias que ya no se utilizan, se han sacado para hacer visibles estos libros a los usuarios».

El director de la biblioteca manifestó que con la pandemia «hemos aprovechado para hacer reformas, una reestructuración», y señalaba que «volúmenes de narrativa se han sacado del depósito para colocarlos en la sala de adultos, ampliando estanterías. Y se han incorporado más de 4.000 volúmenes infantiles». También indicó que «los libros que no se utilizan se han guardado en cajas».

Pla, pese a que negó la vinculación de las estanterías en la escalera con la capacidad, sí que reconoció la falta de espacio y señaló que «está prevista la ampliación de la biblioteca a finales de 2022 o principios de 2023, agregando la primera planta».

Esta ampliación se propuso hace más de una década, cuando un informe de 2010 de la propia biblioteca advertía que la instalación quedaría «completamente colapsada en tres o cuatro años». Proponían anexionar la primera planta ocupada por el Círculo Setabense y agregar también la terraza del edificio, convirtiéndola en una planta más, lo que permitiría duplicar la capacidad actual de la biblioteca. Esta anexión estaba avalada por la dirección general del Libro, Archivos y Bibliotecas de la Conselleria de Cultura.

En 2014, el ayuntamiento expresó la insuficiencia de espacio y auguraban que para el almacenaje de libros «nos quedan dos años». En 2017, el entonces director de la biblioteca, Vicent Orquín, expresaba que el incremento de adquisiciones y de usuarios «obliga a replantearse, sin demora, la ampliación de la infraestructura».

La biblioteca, inaugurada en diciembre de 1947 —este año cumple su 74 aniversario— se distribuye en tres de las cuatro plantas del edificio municipal de la Albereda Jaume I. La sala infantil ocupa la segunda planta; en la tercera se halla la sala de adultos; mientras que la cuarta planta está reservada para oficina y depósito de obras. El fondo de la biblioteca lo integran más de 73.000 documentos, entre ellos más de 8.500 DVDs, 3.500 documentos sonoros y el resto libros, señaló Pla. Cada año se incorporan unos 3.000 documentos, lo que apremia la ampliación. La biblioteca realiza más de 35.000 préstamos anuales y cuenta con más de 90.000 usuarios.

Compartir el artículo

stats