El calor se ha dejado notar de nuevo en Xàtiva y el resto de la costera. El día ha venido precedido por una noche tropical -de más de 20 grados de media- y durante toda la jornada el mercurio ha alcanzado cotas considerables. La jornada está dejando máximas de 36 grados centígrados, lo que unido a la ausencia de rachas continuadas de viento está causando una sensación de bochorno constante, similar a los días en los que los termómetros alcanzan los 38 grados centígrados. De hecho, el aumento térmico es de más de tres grados en 24 horas.

Y la dinámica será similar durante las próximas 48 horas, según la predicción a siete días de la Agencia Estatal de Meteorología. Así se prevé que martes y miércoles sean días calurosos. Sin embargo, la hoja de ruta del tiempo virará 180 grados a partir del jueves, con un descenso acusado de las temperaturas y una probabilidad de lluvias del 80 %. Las lluvias irán remitiendo durante el fin de semana y para el domingo ya se esperan máximas de 36 grados de nuevo en la capital de la Costera.