Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Proyectan otra gran planta solar en la unión de los términos de Chella y Navarrés

Tan solo el consistorio ribereño tiene constancia de la misma

Terrenos agrícolas y forestales en el término de Chella, en una imagen de archivo | PERALES IBORRA

La lluvia de proyectos fotovoltaicos sobre la Canal de Navarrés no cesa. La comarca podría acoger una cuarta macroplanta solar tras las ya conocidas en Bolbaite —la más avanzada—, Chella y Navarrés. En este caso, recaería sobre el término de estos dos últimos municipios en la unión de ambos con el de Sumacàrcer, entre las zonas de Los Palleteros y el Pla de l’Alt. Según han apuntado varias fuentes a este diario, la planta solar fotovoltaica contará con una potencia de 120 mW, lo que la convertiría en la granja solar de mayor potencia de cuantas se han proyectado en el territorio de las tres comarcas en los últimos meses. Si se toman como referencia otras explotaciones solares de potencia similar, esta nueva infraestructura abarcaría una superficie de alrededor de doscientas hectáreas.

La estimación sobre la superficie de la instalación fotovoltaica no pudo ser confirmada por la promotora de la planta solar, la empresa española Harbour Energy, que fue contactada ayer por este periódico sin que diera respuesta. Los ayuntamientos de Chella y Navarrés, a día de hoy, no han recibido ninguna solicitud al respecto de esta nueva explotación solar, según trasladaron ayer sus alcaldes a este diario. El consistorio de Sumacàrcer, no obstante, sí celebró una reunión hace tres meses con representantes de Harbour Energy; según señalaron a este diario fuentes municipales, buscaban conocer la situación de los terrenos que ocupará la instalación fotovoltaica, y la predisposición de los propietarios para venderlos o alquilarlos.

Propiedad mayormente privada

Parte de la tierra de esta zona, junto a la carretera CV-560 que une Sumacàrcer con Navarrés, es de titularidad pública, pero la mayoría de las hectáreas que la promotora tiene bajo su punto de mira —al menos, en el caso de la localidad de la Ribera— están en manos de particulares. «De momento, no nos consta que ningún vecino haya recibido ya ofertas por sus terrenos respecto a este nuevo parque fotovoltaico, como sí ha ocurrido en otras poblaciones. El ayuntamiento, por su parte, no tiene prácticamente terrenos en esta parte de la sierra», comentaron a este periódico fuentes municipales.

En los consistorios de Chella y Navarrés, por otro lado, desconocían si la promotora de este nuevo proyecto ya ha contactado con los propietarios de los terrenos que ocuparía la planta solar fotovoltaica. Así pues, la infraestructura está aún en una fase muy primigenia, pero está cumpliendo los pasos para ser puesta en marcha después de que la documentación del proyecto ya haya sido presentada ante el Ministerio de Transición Ecológica.

Los ecologistas urgen a los consistorios a acelerar la modificación de sus PGOU

Los consistorios cuentan con escasas herramientas para proteger los intereses de sus ciudadanos en sus términos municipales ante la llegada de explotaciones energéticas, amparadas en el decreto-ley de la Generalitat Valenciana para el fomento de la electricidad limpia. Ha sido una protesta recurrente por parte de los distintos ayuntamientos que han recibido propuestas para la instalación de plantas fotovoltaicas. En este sentido, la agrupación ecologista de La Canal Verde, que está vertebrando la protesta ciudadana por la protección del paisaje en la Canal de Navarrés, urge a los ayuntamientos de Chella, Bolbaite y Navarrés a modificar sus planes generales de ordenación urbanística para introducir protecciones y garantías ante la puesta en marcha de infraestructuras solares. Se trata, inciden, del medio más efectivo para otorgarse competencias de cara a aceptar o rechazar estas instalaciones.

Compartir el artículo

stats